2 de Febrero, 2017

Ojo con el Virus Hanta

Ojo con el Virus Hanta

El ratón colilargo o ratón silvestre Oligoryzomys Longicaudatus, habita en la zona afectada por los incendios, situación que lo ha hecho desplazase y llegar a las zonas urbanas.


Este roedor es el portador del virus Hanta, por lo que hay que tomar máximas precauciones, sobre todo con el manejo con la basura, evitando dejarla a la intemperie y mantenerla de preferencia tapada.

Ya son cerca de 300.000 hectáreas afectadas por los incendios forestales que llevan más de dos semanas en nuestro país, además de las personas, los animales silvestres también se ven afectados por la destrucción total de su hábitat, razón por la cual muchos están llegando a zonas más pobladas.

Denisse Bonzi, Médico UPC Clínica Avansalud explica que “El contagio se produce al respirar pequeñas gotas o polvo contaminado con saliva, orina o excremento de ratón infectado (aerosoles), al desplazarse los ratones pueden infectar diversos los lugares, como casas o bodegas, sobre todo aquellos lugares que tengan menos ventilación”

Síntomas y complicaciones

La mitad de los infectados con Hanta presentan síntomas leves, similares a los de un síndrome gripal con decaimiento intenso, fiebre alta, dolor de cabeza, estómago, espalda, músculos, nauseas, vómitos, diarrea, conjuntivitis y tos seca. Sin embargo y según dice la especialista de Avansalud, la otra mitad de los casos, presenta síntomas severos que se manifiestan porque la persona presenta dificultad respiratoria con compromiso circulatorio, que requiere traslado precoz a Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

“Las complicaciones más graves de esta enfermedad son dos, la fiebre hemorrágica con síndrome renal (FHSR); o el síndrome pulmonar por hantavirus (SPHV), una afección pulmonar muy grave”, señala.

El Síndrome Pulmonar por Hantavirus, habitualmente es grave y puede provocar la muerte. Se caracteriza por fiebre alta en una persona previamente sana, escalofríos, dolor de cabeza (cefalea), dolores óseos, musculares y síntomas gastrointestinales (náuseas, vómitos y dolor abdominal). “La fiebre, superior a 38.3ºC, se acompaña por dificultad respiratoria (distress respiratorio) sin causa conocida, que obliga a oxigenación suplementaria dentro de las primeras 72 horas de hospitalización”, destaca Bonzi.

Los tratamientos a seguir dependen de la severidad del cuadro que presente el paciente, los que van desde medidas básicas de sostén del paciente y apoyo en UCI. “Además de manejo hidroelectrolítico, soporte ventilatorio, uso precoz de drogas vasoactivas, uso de equipo ECMO, entre otras”, advierte la especialista.

Medidas preventivas

• Ventilar por 30 minutos antes de entrar a lugares cerrados.
• Rociar el suelo y superficies con agua y cloro, posteriormente limpiar y barrer.
• Mantener el exterior de las casas y bodegas libre de maleza y basura.
• Elegir lugares limpios y libres de matorrales y pastizales.
• Guardar alimentos en envases resistentes y cerrados.
• No dejar ollas y utensilios al alcance de los roedores.
• Mantener la basura en recipientes herméticos o enterrados.
• Beber solo agua potable, envasada, hervida o desinfectada.


recomendados

comenta esta noticia