11 de Septiembre, 2017

Estudio de la U. Central establece escenario de segunda vuelta con Piñera a la cabeza

Estudio de la U. Central establece escenario de segunda vuelta con Piñera a la cabeza

El informe señala que el candidato de la derecha alcanza el 44,0% de las preferencias; Alejandro Guillier el 21,3%; Beatriz Sánchez un 19,3% y Carolina Goic un 5,3%.


El Programa Electoral de la Facultad de Gobierno de la Universidad Central dio a conocer este lunes su informe de septiembre, en el cual establece un escenario de segunda vuelta para la elección presidencial en donde figura Sebastián Piñera como principal contendor.

De acuerdo al estudio, la tendencia presidencial se establece sobre la base de “las encuestas que se han dado a conocer en los últimos noventa días”, a lo que se añade una simulación con el objetivo de “dar con un parámetro que representa la intención de voto para cada uno de los candidatos en la fecha de la última encuesta dada a conocer en el presente mes“.

De esta forma, el informe señala que Piñera alcanza el 44,0% de las preferencias; Alejandro Guillier el 21,3%; Beatriz Sánchez un 19,3% y Carolina Goic un 5,3%.

Más atrás se encuentran los otros abanderados como José Antonio Kast que obtiene un 3,9%, Marco Enríquez-Ominami con un 3,2%, Eduardo Artés con un 0,2% y en último lugar, el senador Alejandro Navarro con 0,1%.

El director del Programa Electoral de la Universidad Central, Kenneth Bunker, dijo a radio Cooperativa que “todos los datos parecen indicar que Piñera está más o menos pegado alrededor del 40 por ciento; un poquito más, un poquito menos, pero también indican que no ganaría en primera vuelta. Piñera no tiene los votos suficientes para llegar al 50 por ciento más uno“.

Y añadió que “estamos viendo que hace varios meses está en 40 por ciento. Uno de los problemas que tiene Piñera es que está alrededor 2,8 o tres millones de votos. A Piñera lo que le conviene es que vote menos gente. Si votan menos de seis millones de personas, su base de votación –que son, supongamos, tres millones- alcanzan el 50 por ciento más uno. En cambio, a medida que más gente entra a la elección, probablemente vayan a tomar lado con alguno de los otros candidatos“.

Además, el estudio contempla la “simulación legislativa“, la cual es definida como “una proyección de los potenciales resultados de la elección de senadores y diputados“.

En la elaboración se utiliza la distribución de resultados de la elección de concejales de 2016, “se toma en cuenta el tamaño de cada circunscripción y distrito para calcular el umbral mínimo de votos necesario para ser elegido, y por medio de un trabajo cualitativo se considera evidencia anecdótica sobre fortalezas y debilidades de caudillos locales y candidatos independientes. Con estos tres factores se simula la elección para dar con un pronóstico y un margen de error“.

En cuanto a la proyección de senadores, el informe señala que la gran mayoría de los 23 escaños disponibles quedarán en manos de Chile Vamos y Fuerza Mayoría, pero que algunos irán a Convergencia Democrática y posiblemente a Sumemos.

Sobre la proyección de diputados, se muestra un patrón similar para la repartición de los 155 escaños disponibles, pero además sugiere que algunos escaños irán para el Frente Amplio.

Respecto a la simulación de la elección de senadores, el estudio indica que hay un empate entre Chile Vamos y Fuerza Mayoría con 10 escaños para cada pacto, mientras que tres irían a Convergencia Democrática.

Así, en las circunscripciones en las que se reparten 5 escaños, los primeros 4 se repartirán de forma pareja entre Chile Vamos y Fuerza Mayoría, y el quinto irá para Convergencia.

Por su parte, en las circunscripciones binominales las dos coaliciones más grandes se repartirán los escaños disponibles en partes iguales, dejando sin posibilidades al resto.

Además, en las circunscripciones grandes podría haber sorpresas en Valparaíso y Maule de Sumemos, en Arica del Frente Amplio, y en Tarapacá y La Araucanía de independientes fuera de pacto.

En cuanto a los diputados, la simulación de la elección de la Cámara Baja muestra un panorama más fragmentado.

De esta forma, Chile Vamos muestra altas posibilidades de lograr 75 diputados, con un margen inferior de 66 y un margen superior de 76.

Fuerza de Mayoría tiene un pronóstico de 58 diputados, con un margen que va entre 42 y 62, mientras que Convergencia tiene una proyección de 18 diputados, con 14 como piso y 28 como techo.

A su vez, el Frente Amplio podría obtener 4 diputados, con un mínimo de 4 y un máximo de 14.

 

screenshot-www.cooperativa.cl-2017-09-11-09-44-26

 

Simulación

 

screenshot-www.cooperativa.cl-2017-09-11-09-46-47

screenshot-www.cooperativa.cl-2017-09-11-09-47-07


recomendados

comenta esta noticia