12 de Noviembre, 2017

Senador Moreira acusa a la justicia de persecución política por “ser pinochetista”

Senador Moreira acusa a la justicia de persecución política por “ser pinochetista”

El legislador gremialista insiste en señalar que “estoy convencido de mi inocencia y de que no he cometido ningún delito”.


El senador de la UDI, Iván Moreira, acusó a la justicia de persecución política por el solo hecho de ser un “emblema pinochetista”, en relación al proceso judicial que enfrenta en el marco del caso Penta y cuyo desafuero fue confirmado por la Corte Suprema a principios de este mes.

En cuanto al proceso, donde el legislador gremialista está imputado como autor del delito de presentación de boletas ideológicamente falsas, señala que ira a juicio oral donde demostrará su inocencia.

En declaraciones a La Tercera, el senador señala que “esto es lo más duro que me ha pasado en política (…) ha sido un peregrinaje muy duro de prácticamente dos años, en que he tenido que vivir una pesadilla, una verdadera persecución política. Se ensañaron conmigo, con mi mujer, mi familia y con las personas que trabajan conmigo”.

Moreira despotrica contra el Ministerio Público, indicando que se ensañaron con él “por ser pinochetista, por haber apoyado el régimen militar, por lo que yo soy, si yo soy un emblema“.

El senador insistió en su reclamo por lo que considera “más grave” que es el “trato desigual de parte de la Fiscalía”, reiterando su posición que ha mantenido desde que salieron sus boletas, respecto que “no he hecho nada distinto a lo que toda la clase política ha hecho“.

En ese sentido, explicó que “quiero dar un solo ejemplo, que es elocuente y que está acreditado: el ex ministro del Interior Rodrigo Peñailillo hizo exactamente y quizás mucho más que yo. Y él no fue formalizado, no fue nunca más requerido. Él hoy día está tranquilo, feliz, fuera del país estudiando inglés. Ese es un trato desigual. ¿Por qué? ¿Porque era ministro? ¿Porque no se investigó? ¿Por qué para algunos sí, para otros no?“.

No me arrepiento de decir la verdad. La lealtad y la consecuencia han sido características de mi vida política y mi conducta personal. Dije que el mecanismo que utilicé era irregular, que las personas que emitieron las boletas trabajaban conmigo, que recibieron una remuneracióny eran gasto de campaña electoral como está establecido, por lo tanto, de ideológicamente falsas las boletas no tienen nada, lo que ocurrió fue que un tercero pagó servicio prestados en mi campaña”, sostiene.

Además, dice no confiar en la Fiscalía, ya que “el fiscal ocupa Twitter para comentar procesos penales, para generar un efecto de opinión pública favorable a sus causas y va mucho más allá, porque llega hasta la opinión política. Sólo bastaría que en aras de la seriedad el fiscal nacional prohibiera el Twitter. Y si no lo quiere prohibir, al menos que prohiba que sea usado para comentar causas pendientes”.

Moreira concluye afirmando que “estoy convencido de mi inocencia y de que no he cometido ningún delito“.


recomendados

comenta esta noticia