7 de Diciembre, 2017

EEUU se salta a la ONU al dar estatus de capital de Israel a Jersualén y ONU recuerda a “Jerusalén como capital de Israel y Palestina”

EEUU se salta a la ONU al dar estatus de capital de Israel a Jersualén y ONU recuerda a “Jerusalén como capital de Israel y Palestina”

El Secretario General de la ONU declaró este miércoles que la cuestión del estatus de Jerusalén debe ser resuelta por negociaciones directas entre israelís y palestinos, sobre la base de las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de la ONU, y tomando en cuenta las preocupaciones de ambas partes, llamando así la atención a la determinación unilateral del Presidente de EEUU de otorgar el estatus de capital a la Ciudad Sagrada. Para este viernes está citado de urgencia el Consejo de Seguridad. Chile manifestó su preocupación por el anuncio norteamericano.


El Secretario General de la ONU declaró este miércoles que la cuestión del estatus de Jerusalén debe ser resuelta por negociaciones directas entre israelís y palestinos, sobre la base de las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de la ONU, y tomando en cuenta las preocupaciones de ambas partes. Adicionalmente, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá el viernes con el fin de analizar una respuesta. La reunión de urgencia fue solicitada por ocho de los quince integrantes del consejo: Bolivia, Egipto, Francia, Italia, el Reino Unido, Senegal, Suecia y Uruguay, informó la entidad multilateral.

Varios gobiernos del mundo ya han manifestado su preocupación por este anuncio ya que desconoce acuerdos y resoluciones de las Naciones Unidas y eleva la tensión en la zona. En esta línea el Gobierno de Chile ha manifestado su preocupación. (Ver nota relacionado: Gobierno de Chile manifiesta…)

La declaración de Antonio Guterres a la prensa en Nueva York vino a continuación del anuncio del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a la Ciudad Sagrada.

“Entiendo el profundo significado que Jerusalén tiene en el corazón de muchas personas. Lo ha tenido durante siglos y siempre lo tendrá”, afirmó el Secretario General.

“En estos momentos de gran ansiedad, quiero dejarlo claro: no existe ninguna alternativa a la solución de dos Estados. No hay ningún Plan B”, aseveró la máxima autoridad de la ONU.

Guterres resaltó que desde que iniciara sus labores como Secretario General de la ONU, se ha expresado de manera reiterada en contra de cualquier medida unilateral que perjudique el proceso de paz entre israelíes y palestinos.

“Solo a través de la realización de la visión de dos Estados viviendo juntos en paz, seguridad y reconocimiento mutuo, con Jerusalén como capital de Israel y Palestina y a través de negociaciones para solucionar de manera permanente las cuestiones de estatus final, podremos alcanzar las aspiraciones de los dos pueblos”, afirmó.

Lo que dijo la ONU en 2016

El 24 de octubre del año pasado el Secretario General de la ONU y la directora general de la UNESCO señalaron que Jerusalén es la ciudad sagrada de tres religiones monoteístas: la judía, la cristiana y la musulmana y que su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial es un reconocimiento a su diversidad y coexistencia cultural y religiosa.

El portavoz de la ONU, Stephan Dujarric, indicó que Ban Ki-moon considera que los sitios sagrados de Jerusalén Oriental reciben diferentes nombres según el pueblo que los venere y que dichos nombres deben respetarse.

La negación de esos nombres o de la relación de esos sitios con alguna de las tres religiones no sirve a la causa de la paz, dijo Dujarric en nombre de Ban.

Estas declaraciones se produjeron tras la decisión del Gobierno israelí de suspender toda colaboración con la UNESCO debido a una resolución adoptada ayer por el Consejo Ejecutivo de ese organismo que condena a Israel por la gestión de la Explanada de las Mezquitas y otros lugares sagrados de Jerusalén.

La Explanada de las Mezquitas se localiza en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Oriental y para la religión judía se llama Monte del Templo, un nombre que no se menciona en la resolución de la UNESCO.

Por su parte, Irina Bokova afirmó en un comunicado que la herencia de Jerusalén es indivisible y que cada una de sus comunidades tiene el derecho explícito a que se reconozca su historia y relación con la ciudad.

“Negar, ocultar o borrar cualquiera de las tradiciones judía, cristiana o musulmana socava la integridad del lugar y va contra las razones que justifican su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO”, apuntó.

Bokova subrayó que en el microcosmos de diversidad espiritual que es Jerusalén, los diferentes pueblos veneran los mismos lugares y en ocasiones les dan diferentes nombres.


recomendados

comenta esta noticia