9 de Agosto, 2018

Senador Pugh dice que nueva ley de FF.AA. no altera el poder disuasivo y permitirá que su financiamiento sea más estable

Senador Pugh dice que nueva ley de FF.AA. no altera el poder disuasivo y permitirá que su financiamiento sea más estable

“La sociedad civil y el control democrático exige la transparencia  y la trazabilidad de los diferentes actos. Y esta ley lo que busca es entregar eso. Permite el financiamiento de las necesidades estratégicas y da la posibilidad de entregar trazabilidad sobre todas las acciones que se van tomando”, explica el legislador.


El senador por Valparaíso, Kenneth Pugh, asegura que la nueva ley de las Fuerzas Armadas, impulsada por el gobierno de Sebastián Piñera, permitirá que el financiamiento sea más estable y no altera en nada el poder disuasivo que posee.

En entrevista con El Mercurio de Valparaíso, el legislador oficialista señala que “la ley se perfeccionó; las indicaciones sustitutivas hacen que el mecanismo de financiamiento sea más estable”.

Hay que señalar que nueva normativa plantea que Codelco siga aportando el 10% de sus utilidades al Fisco por 12 años más, disminuyendo en forma gradual el aporte a defensa, mientras que el resto se incorporará al Fondo de Estabilidad Económica y Social.

En ese sentido, explica que “la sociedad civil y el control democrático exige la transparencia  y la trazabilidad de los diferentes actos. Y esta ley lo que busca es entregar eso. Permite el financiamiento de las necesidades estratégicas y da la posibilidad de entregar trazabilidad sobre todas las acciones que se van tomando”.

En cuanto a cómo se garantiza la transparencia, Pugh señala que una de las formas es conocer que el orden de la magnitud de los recursos que se están empleando y “la ley es el 10% de las rentas del cobre, lo cual es una cifra importante, pero de esa cifra una parte pequeña -un tercio en este momento- se destina a la compra de equipamiento militar”.

Y agrega que con eso se “rompe el mito de que la totalidad del 10% se destina a la compra de material de defensa o mejorar las capacidades estratégicas. Lo segundo es entender que del total de las necesidades de defensa, lo que se requiere para mantener las capacidades estratégicas es cerca de un 15% y el otro 85% es financiado con el presupuesto de la nación y discutido todos los años en el Parlamento”.

Consultado de cómo se puede garantizar que no ocurra nuevos “Milicogates”, el legislador es claro y tajante en precisar que lo ocurrido en el Ejército fue un “fraude”, añadiendo que “es el Ejército el que de denuncia y se da cuenta de que gente al interior de sus filas hizo algo indebido”.

Añade que para evitar situaciones como esa es “fundamental tener sistemas transaccionales, pero más importante aún, que la Contraloría General de la República, que nos da garantías a todos, sea capaz de auditar: Y ahí viene la buena noticia: este año el Ministerio de Defensa firmó un convenio de colaboración con la Contraloría para que ésta audite todos los procesos. No hay ningún ministerio en Chile que tenga ese nivel de convenio con esta institución”.

Pugh también explica que la nueva ley permitirá financiar otras necesidades sociales como educación, salud, vivienda, entre otras, afirmando que “demuestra que es sólo una parte la que queda para financiar las capacidades estratégicas y el resto -y ojalá Codelco pueda seguir produciendo mucho más- financiará todos los programas sociales”.

La ley libera recursos porque si la industria del cobre es la que está generando hoy, le da la capacidad a esta industria de generar lo que el país requiere, porque es una empresa del Estado, pero a la vez financiar con impuestos generales. Esta empresa hace su aporte al Estado y va a seguir haciéndolo; no es que se acabe el financiamiento de Codelco al Estado”, sostiene.

Además, el parlamentario insiste en que el país mantendrá su poder disuasivo, ya que “lo que hace Chile es generar capacidades estratégicas polivalentes, o sea, que las capacidades sirvan tanto para enfrentar crisis militares o catástrofes”.

Chile tiene una buena capacidad y ¿dónde está la diferencia? En que está al día, hace mantenimiento. Hay países que no hacen ese mantenimiento y los submarinos estallan y se hunden, como es el caso de Argentina. Por lo tanto, la responsabilidad de la defensa y financiar las capacidades es por las vidas humanas”, menciona.

En ese sentido, precisa que “no queremos quedar debilitados, pero por otro lado, siempre el Estado ha colocado límites a la inversión. Lo que se ahora es ajustarlo de modo que el mecanismo quede como el promedio histórico. O sea, Chile no a invertir ni más ni menos, sino lo que siempre ha invertido, pero va a liberar los recursos que quedaban congelados para todas las otras necesidades que tiene el país”.


recomendados

comenta esta noticia