13 de Septiembre, 2018

Registro de Corredores de Propiedades mejorará la industria del corretaje

Registro de Corredores de Propiedades mejorará la industria del corretaje

Contar con una certificación y la existencia de un registro de corredores de propiedades, son prácticas comunes en países desarrollados, que junto con la tecnología, deben ser adoptadas en nuestro país.


Es un proyecto que está en discusión en el Congreso y que ha demorado más de lo esperado para los interesados en su creación. Se trata del Registro Nacional de Corredores de Propiedades, que busca englobar todas las actividades que incluyen esta profesión dejando explícito quienes pueden ejercerla y bajo qué condiciones.

También espera hacer aplicable la ley de derechos de los consumidores y un tercer elemento que es la capacitación, acordando dejar en 200 horas lectivas los cursos que deberán hacer los corredores para acreditar su competencia.

Para Roberto Anrique Court, CEO de BReal Estate (www.breal.cl), un sistema que ofrece soluciones para administración de contratos de arriendo, CRM de ventas y administración de condominios, contar con un registro nacional de Corredores de Propiedades permite mejorar la industria del corretaje y es un paso inicial para ayudar a que estos profesionales se perfeccionen y preparen para competir en un entorno donde las nuevas tecnologías amenazan el rubro.

El profesional señala, que dicho registro, debe tener un filtro inicial que permita que las empresas y personas que se dedican al corretaje tengan un estándar mínimo de calidad. Para ello, debieran ser capaces de aprobar un examen donde una entidad externa y autorizada certifique que un broker o un agente cumplan con los conocimientos y experiencia mínima necesarias para ejercer.

“Para ello, puede haber distintas entidades certificadoras como universidades, institutos u otros. A mi juicio, las agrupaciones gremiales que agrupan a los corredores no pueden ser entidades certificadoras ya que tendrían conflicto de intereses, si podrían ser entidades de capacitación”.

Roberto Anrique, señala que cumpliendo con lo anterior, los beneficios serían:

Ventajas para los clientes:

– Se genera una vitrina para que los potenciales clientes puedan encontrar fácilmente a un corredor de propiedades por región, por ciudad y por especialización.
– Los clientes accederán a un mejor nivel de servicio dado que en el registro sólo estarán los que tienen las condiciones y méritos necesarios.
– Contribuye a reducir la asimetría de información que existe entre los clientes (compradores y vendedores) y los corredores de propiedades.

Ventajas para los corredores:

– Con mejores profesionales se perfecciona el rubro y por ende la calidad del servicio entregado, aumentando el nivel de posicionamiento y con ellos los negocios.
– Con gente más capacitada se mejorarán los procesos y habrá más eficiencia.
– Se intensificará el uso de tecnología, lo cual profundizará aún más la calidad del servicio y la generación de valor agregado a los clientes.
– Se generará una barrera de entrada para evitar que personas o empresas que no cumplan con los estándares mínimos se convierta en corredor y desprestigien la profesión con malas prácticas.

“Un registro de corredores y un proceso de calificación bien diseñado son muestra de orden, transparencia y modernidad que beneficia a la industria inmobiliaria y mejora la imagen país. Promueve la adopción de tecnologías que permiten mejorar los procesos y las experiencias de los clientes y aumenta la cobertura de las ventas y arriendo de propiedades a nivel internacional, al ser una señal que atrae positivamente a inversionistas extranjeros”.

MODERNIZACIÓN Y TECNOLOGÍA EN EL MUNDO DEL CORRETAJE DE PROPIEDADES

El profesional señala que la existencia de un registro de corredores es también un signo de modernidad de este oficio, la que va de la mano del conocimiento y del uso de tecnologías. “Al existir una certificación de los corredores lo que se logra es aumentar el nivel de los mismos y por tanto modernizar la profesión”.

“En Chile actualmente, cualquier persona o empresa puede ejercer la función de corredor de propiedades, con lo cual existe una alta diversidad en las prácticas, ética y procesos utilizados, así como, en el nivel de conocimientos de las personas. Hay personas que sólo por tener una amplia red de contactos se han convertido en corredores sin necesariamente entender conceptos básicos como procesos de negocios, contratos, aspectos legales, herramientas tecnológicas básicas, negociación, entre otras. En países desarrollados se requiere contar con una licencia para ejercer como broker o agente. Para ello hay que prepararse y aprobar exámenes, como lo hace cualquier profesional”.

Agrega que cualquier herramienta que permita hacer más eficiente y más transparente los procesos del negocio del corretaje para los clientes y corredores, será siempre una ayuda para la profesión.

En ese sentido, un sistema como BReal aporta trazabilidad a los procesos, transparencia, acceso a la información desde cualquier lugar y en cualquier momento mejorando la toma de decisiones y el nivel del servicio a los clientes. “A través del CRM BReal los corredores pueden mantener un proceso ordenado desde la captación de una propiedad hasta la entrega al nuevo dueño o arrendatario. A través de los sistemas de gestión de contratos de arriendo y administración de edificios pueden entregar un excelente nivel de servicio de administración de inmuebles y edificios a sus clientes ampliando su negocio y generando más valor agregado”, señala.

Hoy en día contar con un sistema de gestión es una herramienta básica para un corredor, es una de las pocas inversiones que debe hacer, junto con capacitarse, para ejercer la profesión. Hace tiempo que tener un sistema dejó de ser un elemento diferenciador, hoy en día contar con un buen software es una herramienta de trabajo tan básica como lo es un teléfono o un computador.

Para más información puedes ingresar a www.breal.cl


recomendados

comenta esta noticia