12/12/2018

Presidente Piñera, por segunda vez, reitera política migratoria ante un descoordinado Canciller

Presidente Piñera, por segunda vez, reitera política migratoria ante un descoordinado Canciller
Flickr Congerso

El Mandatario salió a reiterar la decisión de no apoyar el acuerdo migratorio de la ONU. Minutos después el Canciller Ampuero abordó el tema y dijo “la ministra vocera hablará en minutos”.


La coordinación no ha sido el fuerte de la decisión de rechazar el acuerdo del proceso migratorio de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Primero, salió el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, tomando un rol de política internacional y recalcando que migrar no es un derecho humano, generando una serie de contradicciones y desórdenes entre Cancillería, los parlamentarios y que escalaron al mismo Presidente de la República, Sebastián Piñera.

Junto con los parlamentarios que firmaron el compromiso de suscribir el acuerdo de Marrakech (entre ellos el senador Manuel José Ossandón), se sumaron las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, defendiendo el lunes la estrategia local para analizar los procesos migratorios en una declaración de aproximadamente media hora que, al parecer, no fue del agrado del Presidente, Sebastián Piñera, quien salió un par de horas más tarde a reafirmar los dichos en menos de cuatro minutos.

Y esto no termina ahí, el mismo ministro Ampuero participó ayer en la comisión de Relaciones Exteriores del Senado y de la Cámara de Diputados. En esta última desdijo los dichos del subsecretario Ubilla y recalcó que es un derecho humano migrar, lo que quedó por debajo de la alfombra por la interpelación al ministro Chadwick por el caso Catrillanca.

Hoy, nuevamente, fue el mismo Presidente de la República, Sebastián Piñera, quien tuvo que salir a reiterar la posición del país ante el acuerdo de Marrakech ante la incapacidad comunicacional de su ministro. Esta vez, el Mandatario mencionó que “Toda persona tiene derecho a dejar o abandonar su país, pero también todo país tiene derecho a decidir quién ingresa a su territorio. Esos dos derechos a veces coinciden y a veces se contraponen. Por eso, nuestro Gobierno, este Presidente y con el apoyo de la inmensa mayoría de los chilenos estamos promoviendo una política de migración para poner orden en nuestra casa”.

Un nuevo matiz por parte del Mandatario que había logrado aplacar un poco las dubitativas palabras de su Canciller, sin embargo, fue su mismo ministro Ampuero quien volvió a desbandar la posición del Ejecutivo, hablando en el mismo lugar que el Presidente Piñera en el Palacio de La Moneda.

“Nosotros estamos muy tranquilos, tenemos algunos países que son referentes para nosotros en términos migratorios y también de lo que es el libre comercio, como por ejemplo Australia y Nueva Zelanda, así que nosotros mantenemos esta línea. Lo más importante es que Chile tiene que fijarse en cuáles son sus derechos y cuáles son sus intereses y esta es una invitación que hizo Naciones Unidas a respaldar o no respaldar, por tanto, una libertad soberana de un país para decir yo adscribo o no adscribo y en ese sentido quiero subrayar que el Presidente, Sebastián Piñera, considera que la política migratoria deben decidirla los chilenos, sus instituciones, sus legisladores y debe ser fiscalizada por sus instituciones”, dijo el Canciller Ampuero.

Sin embargo, sobre las descoordinaciones y que el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, fuera el primero en comentar la decisión de suscribirse o no al acuerdo, las palabras del ministro fueron “con respecto a ese tema preciso va a ser la portavoz de Gobierno quien va a manifestar la opinión”.

Ante este emplazamiento, la ministra Secretaria General de Gobierno, Cecilia Pérez, tuvo que responder por su ministro, mencionando que “Acá no existe ninguna contradicción. Lo que se ha señalado por parte de Cancillería y por parte del Ministerio del Interior es absolutamente compatible. Primero, es un derecho en el ejercicio de una libertad personal el poder salir y regresar a un país de origen y, también es un derecho, por parte de los países el establecer reglas, normativas y leyes para el ingreso de los extranjeros”.

Salvataje por parte de la vocera de Gobierno al ministro Ampuero, quien nuevamente es cuestionado en su cargo debido a sus erráticas y dubitativas declaraciones que lo tienen primero en la fila ante un eventual cambio de Gabinete.


recomendados

comenta esta noticia