16/12/2018

Ministro Espina trata de dar señales de “control total” sobre FFAA: Comenzó a sesionar el Comité de Auditoría Externa

Ministro Espina trata de dar señales de “control total” sobre FFAA: Comenzó a sesionar el Comité de Auditoría Externa

“Si se sorprenden a integrantes de las Fuerzas Armadas o de este propio Ministerio, cometiendo o participando en malas prácticas o actos irregulares, vamos a pedir que se retiren de las instituciones”, dijo Espina citando a Piñera.


No es para nadie desconocido el trato desdeñoso que ha tenido el actual gobierno con las FFAA, cuestión que se dio también durante el primer gobierno de Piñera. Pareciera ser que a la derecha simplemente no le gustan los uniformados y le resultan incómodos, de hecho el propio Piñera ha “retado” por la prensa a algunos jefes militares, cuestión que ha molestado al mundo militar, no por el fondo sino que por la forma.

En este clima de reprimendas y desconfianza, abonado por los problemas de corrupción que han afectado al Ejército y los gastos en ceremonias institucionales como en el caso de la FACH, el ministro de Defensa, el RN Alberto Espina al igual que el comandante en jefe de todas las ramas, el Presidente Sebastián Piñera, se han esforzado por marcar de manera dura que las ramas de la Defensa se deben someter al poder civil -como si no estuvieran sometidas a él por mandato constitucional-, en esta línea el ministro Espina alardeo de la creación del Comité de Auditoría Externa para controlar a las desordenadas FFAA que gastan a destajo los dineros que les proporciona el Estado, en esta linea no sería maloq ue existiese el mism organo para controlar los también desordenados y hasta descontrolafos gastos del Congreso Nacional

El pasado 29 de noviembre tuvo primer encuentro de trabajo este Comité de Auditoría Externa del Ministerio de Defensa, entidad que constituye la primera de las siete medidas de probidad anunciadas por dicha secretaría de Estado y que tendrá la función de supervisar las unidades de control interno de las Fuerzas Armadas para que perfeccionen la gestión de control y contribuyan a prevenir eventuales irregularidades.

“El comité quedó integrado exclusivamente por civiles, encabezados por los subsecretarios de Defensa Cristian de la Maza; el subsecretario para las Fuerzas Armadas, Juan Francisco Galli; el Auditor General del Gobierno, Eugenio Rebolledo; el Auditor General del Ministerio de Defensa, Humberto Canessa; y por el Presidente de la Auditoría Interna General del Gobierno y Subsecretario de la Secretaría General de la Presidencia, Claudio Alvarado”, seala una nota oficial de Defensa.

Tras el primer encuentro, el ministro Espina explicó que desde que asumió el actual gobierno se han podido detectar una serie de malas prácticas e irregularidades que no tienen justificación y explicación en las Fuerzas Armadas y que han tenido un especial énfasis en el Ejército.

“Estas malas prácticas hay que erradicarlas definitivamente, todas las irregularidades hay que investigarlas y sancionar a los responsables, pero fundamentalmente hay que prevenir que vuelvan a ocurrir y por eso la labor de este Comité de Auditoría Externa es esencialmente supervisar y fiscalizar las medida de control y las medidas de cómo se están utilizando los recursos de las Fuerzas Armadas, cuáles son las matrices de riesgo, cómo se llevan adelante las auditorias, cuales son los procedimientos de licitación, cuántos son las malas prácticas que se llevan por años y que terminan dañando fuertemente el prestigio de las Fuerzas Armadas”, dijo un avenjentado Alberto Espina, que además de evidenciar las implacables arrugas en su rostro, lo envejece aún más lo encorvado que está.

Espina agregó que las instrucciones del Presidente de la República, Sebastián Piñera, han sido claras y por eso se actuará sin ningún tipo de ambigüedades: “Si se sorprenden a integrantes de las Fuerzas Armadas o de este propio Ministerio, cometiendo o participando en malas prácticas o actos irregulares, vamos a pedir que se retiren de las instituciones. Nuestro rol es prevenir, es educar, pero si no hay un cambio no vamos a permitir definitivamente que las Fuerzas Armadas chilenas, que son instituciones prestigiosas integradas por cientos de hombres y miles de hombres y mujeres, se vean afectadas y dañadas en su prestigio por prácticas que no tienen ninguna razón de ser y que debe ser erradicadas desde ya”, sentenció.

En esta tarea, agregó el secretario de Estado, se ha en todos los niveles y con la colaboración directa de los Comandantes en Jefe.

Agregó que el subsecretario Galli será responsable del comité y que se sostendrán reuniones permanentes, periódicas para terminar definitivamente con prácticas que no se condicen con el prestigio y de historia de las Fuerzas Armadas.

“Lo hacemos porque queremos cuidar a las Fuerzas Armadas, y la manera de cuidarla no es escondiendo las malas prácticas debajo de la alfombra, sino que al revés sacudiendo la alfombra para que esas malas prácticas se acaben definitivamente”, declaró.

Control civil a los Gastos Reservados

Sobre gastos reservados, el ministro de Defensa se mostró partidario de dictar una nueva ley al respecto, ya que esos dineros se requieren para resguardar la soberanía y son esenciales para el funcionamiento de los servicios de inteligencia.

“A mí me correspondió ser el primer ministro de Defensa que recibir la información del primer semestre de las ramas de las FF.AA. respecto del uso de estos gastos reservados. Por lo tanto, ese trabajo hay que continuarlo, hay que profundizarlo y yo voy a pedir que ahí se incorpore a los dos subsecretarios porque este es un trabajo muy de fondo, muy serio y que si es necesario que se indique a las Comisiones de Defensa del Senado y la Cámara los objetivos y propósitos que se persiguen hay que hacer resguardando un elemento clave que es precisamente lo que dice relación con la Seguridad Nacional y lo relacionado a operaciones de inteligencia, siempre dentro de la ley”, explicó el ex senador de RN y actual ministro de Defensa.


recomendados

comenta esta noticia