8 de Enero, 2019

En medio de agudización de crisis en Interior por Caso Catrillanca, Senado debate modernización de Carabineros

En medio de agudización de crisis en Interior por Caso Catrillanca, Senado debate modernización de Carabineros

En medio de la creciente presión para que el jefe político de las policías, el ministro del Interior Andrés Chadwick renuncie, la Cámara Alta inicio el debate para reformar Carabineros que se hunde en la peor crisis de credibilidad de su historia.


Este martes 8 de enero, en medio de la presión de diversos sectores de la oposición y de un diputado de RN, para que renuncie el ministro del Interior y jefe político de Carabineros, Andrés Chadwick (Ver Nota relacionada: “No he pensado en renunciar”), llegó al Congreso en Valparaíso para iniciar el debate legislativo impulsado por el Ejecutivo para reformar Carabineros.

En este ambiente marcado por el reproche a Chadwick, la Sala del Senado inició el debate del proyecto que moderniza la gestión institucional y fortalece la probidad y la transparencia en la Fuerzas de Orden y Seguridad Pública.

El debate y las críticas a Chadwick

Como “una oportunidad para impulsar una política integral de seguridad pública, con una visión de Estado y con altura de miras”, la Sala del Senado inició la discusión del proyecto, en primer trámite, que moderniza la gestión institucional y fortalece la probidad y la transparencia en la Fuerzas de Orden y Seguridad Pública.

En esa línea, diversos senadores anticiparon que cualquier política que aborde una modernización de las policías debe fundarse en cambios en las estructuras, formación y funciones de ambas policías, así como en sus presupuestos. Todo esto con un fuerte énfasis en la dependencia civil del mando y una clara hoja de ruta que sea fruto del acuerdo de todos los sectores.

Asimismo en la discusión estuvo presente el rol del ministro del Interior, Andrés Chadwick y, en ese sentido, los senadores Elizalde y De Urresti hicieron presente que hay que enfrentar el “debilitamiento de su figura y liderazgo” para llevar adelante los cambios que se requieren. Al respecto, los senadores Allamand, Moreira y Pérez Varela entre otros, dejaron constancia de que el ministro del Interior ha asumido el control de la compleja situación vivida desde que se detonó el caso del asesinato del comunero mapuche y recordaron que “los problemas en La Araucanía y la gestión policial es un tema de varios gobiernos, en los cuales no se adoptó la misma vara para medir al responsable político”.

Barra brava y bolsa de gatos

Como era de esperar, los senadores más que abordar la problemática real de Carabineros, se enfocaron en la defensa -casi fanática- del minsitro Chadwick y por cierto en el ataque a su figura en el caso Catrillanca.

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública, José Miguel Insulza, remarcó que más allá del análisis en general de esta iniciativa “esta es la oportunidad de participar en una política de seguridad pública y para ello es fundamental entender estos proyectos como una política integral”. “Espero que en este debate se enfoque en una hoja de ruta con una modernización completa”.

El senador Alejandro Guillier dejó constancia de su molestia por la forma en que el gobierno manejó el decreto de destitución del ex general Director de Carabineros, Hermes Soto, “el general destituido no fue el que negó información”, dijo y recalcó que “como Senado debiéramos aprender la lección y dar cumplimiento con rigor a que una decisión como ésta amerita un decreto fundado”. Asimismo, dejó constancia de su interés de debatir en particular temas como las facultades operativas que se quieren entregar al Ministerio del Interior.

El senador Felipe Harboe reflexionó señalando que “hay quienes han aprovechado esta oportunidad para atacar o destruir a Carabineros con discursos populistas, pero creo que como senadores debemos enfrentar este proceso con altura de miras y ayudar a esta institución centenaria a levantarse”. “No se trata de evitar la crítica y el debate que son necesarios pero hay que dejar la estridencia”.

El senador Rabindranath Quinteros aludió al llamado de “cuidar nuestras instituciones” y señaló que “un primer paso es una discusión abierta de los temas que afectan el desarrollo de las instituciones… no favorece el clima actual en que cada cual parece salvarse frente a una avalancha de cuestionamientos”. Asimismo anticipó sus preocupaciones por las facultades operativas que se entregan al Ministerio de Interior en este proyecto.

A su turno, el senador Felipe Kast hizo énfasis en un cambio de enfoque para abordar la necesaria modernización de las policías. Así como sabemos que existe una crisis en Carabineros particularmente luego del caso Catrillanca también están convencidos de que pueden ponerse de acuerdo como Comisión de Seguridad Pública y como Sala en el compromiso de una reforma profunda.

A juicio del senador Pérez Varela, en una sociedad donde la seguridad pública es relevante para enfrentar la delincuencia y el crimen organizado, su estructura es fundamental, pero “hoy tenemos la paradoja que el gobierno, que se hace cargo de esto, recibe las mayores críticas, ¡es raro!”, exclamó; sin embargo, para el presente debate valoró la altura de miras, pues “los efectos de las medidas se verán -tal vez- en 4 o 5 años más”.

“Carabineros es una institución que debemos cuidar”, resaltó el senador Durana, quien recordó que el proyecto está marcado por los últimos acontecimientos en la Araucanía, “que debemos lamentar, pero no perder de vista que los ciudadanos de la Araucanía votaron por la propuesta del Presidente en orden a establecer la paz”. El legislador valoró la propuesta que genera espacios e instancias de transparencia, pero llamó a no buscar en este proyecto dividendos políticos.

Luego, el senador Pedro Araya realizó un reconocimiento a quienes integran la institución; sin embargo, manifestó que “a raíz de la muerte del comunero Catrillanca, las instituciones políticas no han estado a la altura y debe asumirse una responsabilidad”; asimismo lamentó que el proyecto solo se hace cargo de aspectos como auditoría y control, pero deja de lado la necesaria decisión “si queremos que las policías tengan el control del orden público y la investigación policial, ¿o separamos esto?, además de no abordar la estructura jerárquica.

La senadora Aravena realizó una reflexión en torno a que “las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública que son muy queridas, pero la sociedad chilena es muy reactiva” y aclaró que el presente mensaje es uno de los tres proyectos que enviará el Ejecutivo para mejorar la institución. “Espero que a partir de la experiencia tan dolorosa nosostros también nos demos la oportunidad de anticiparnos a los problemas de la ciudadanía”.

A su turno, la senadora Rincón lamentó “la crisis en las instituciones, pero hoy nos convoca la probidad de Carabineros y la necesidad de esta legislación no es sino que la consecuencia de haber mantenido por décadas una autonomía para las FF.AA. y de orden, que mina las bases del derecho. Todo poder no regulado y no controlado se corrompe”. A juicio de la legisladora el texto no satisface las expectativas creadas porque no establece cuáles son los estándares de transparencia y probidad que la regulan, los mecanismos no están definidos, entre otros.

La senadora Ebensperger rescató que “nos ha tocado conocer de cerca el trabajo abnegado de Carabineros de Chile y de las Policías de Investigaciones, sabemos de su compromiso y del afecto que nuestro país tiene de sus instituciones”; asimismo reconoció que “albergamos la esperanza de ver supera la mala situación del último tiempo”, reforzado con el proyecto que tiene como horizonte 8 años, lo que permitirá el combate sistémico contra delincuencia y la rendición de cuentas anuales, además de la publicación de estadística e información institucional. Por último, la congresista resaltó la labor del Ministro Andrés Chadwick.

El último orador de la jornada fue el senador Andrés Allamand, quien hizo presente una férrea defensa de la labor del Ministro del Interior y del Ejecutivo con respecto al combate de la delincuencia. “Hemos escuchado una diatriba contra Chadwick y la califico como vacía”, sentenció. Con respecto al texto legal, el legislador manifestó que “el corazón de este proyecto apunta a disminuir los márgenes de autonomía en relación a la sociedad civil”.


recomendados

comenta esta noticia