08/01/2019

Este gato se perdió y apareció 14 meses después muy regordete

Este gato se perdió y apareció 14 meses después muy regordete

Este gato que desapareció de su hogar durante 14 meses, se ha reunido con su familia tras ser encontrado viviendo en una fábrica de comida para mascotas que no estaba muy lejos.


Clive, un gato Bosque de Noruega, desapareció de su hogar en Diciembre de 2014, y sus dueños Tanya y Jonathan Irons quedaron devastados. Pusieron anuncios por el vecindario y buscaron ayuda en FB, pero no sirvió de nada. “Solía ser un gato muy travieso y le gustaba salir mucho. Pensábamos que se lo había quedado alguien porque es un gato encantador,” explicó Tanya.
Este es Clive, un gato travieso que ha estado viviendo y cebándose en una fábrica de comida para mascotas durante 14 meses

Resulta que nadie se quedó a Clive: en realidad se lo estaba pasando como nunca. Fue encontrado después de que el personal de una fábrica de comida para mascotas descubriera que desaparecía la comida para gatos, y decidieran atrapar al ladrón. Le pusieron una trampa con un rastro de comida y una mañana encontraron al gato atrapado en ella. Lo llevaron al veterinario, leyeron su microchip y se lo llevaron a sus dueños, que solo vivían a 3 kms de la fábrica.

Este es Clive (a la derecha) junto a su hermano, justo antes de desaparecer:

“Llevaba semanas intentando atrapar al ladrón cuando descubrí que teníamos un gato viviendo en el almacén. Lo vi pasar corriendo un par de veces y encontramos sus cacas. Una noche pusimos una trampa y por la mañana lo encontramos ahí atrapado. Nos bufaba, pero sabía que se había acabado el juego. Lo llevamos al veterinario y allí nos dieron el número de sus dueños. Les llamamos enseguida y no se lo creían,” contó Diane Gaskill, supervisora de producción de la fábrica Kennelgate Pet Superstore.

El director de ventas de la compañía, Colin Lewis, añadió: “Es increíble. El almacén consiste en 1800 metros cuadrados de comida para mascotas. Creo que había agujeros en algunas de las cajas. Cazar al gato fue un esfuerzo de equipo, todos lo intentaron durante una semana hasta que Diane lo encontró. Encontrábamos su caca y algunas personas decían verlo, pero costó atraparlo. Nos dejaron la trampa en un centro de rescate de gatos. Es una jaula, dejas un rastro de comida, el gato la sigue y al entrar hace presión en un panel y cierra la puerta tras él. Clive solo comía comida para gatos en la fábrica, seguro que creía que vivía en una mansión.”

Al fin, la familia se reunió con Clive, y vieron que el gato había crecido y engordado hasta el doble de su tamaño original. “Clive tenía 9 meses cuando lo perdimos, y entonces era mucho más pequeño. Cuando lo recuperamos, nos costaba creer lo grande y peludo que era. Obviamente se ha dado a la buena vida en esa fábrica. Parece que olía mal cuando lo cazaron, pero ahora parece bien. Nos reconoce aún, solo que está más gordo.”

“Creo que se lo ha estado pasando genial durante todo este tiempo. Antes no comía mucho, pero tenía que hacerlo rápido para que sus hermanos no le robaran la comida. Probablemente se alegró de no tener que competir por ella más. Ahora tiene un gran apetito. Le he tenido que dejar un cuenco enorme de comida, no para de comer. Pero no le vamos a poner a dieta, está un poco más redondo, pero es feliz.”


recomendados

comenta esta noticia