12 de Enero, 2019

Fiscal Caso Bombas enjuicia la deficiente labor de la ANI

Fiscal Caso Bombas enjuicia la deficiente labor de la ANI

El fiscal Raúl Guzman señala que es necesario que la ANI tenga una labor más operativa en el levantamiento de información.


El fiscal que investiga el caso bombas, Raúl Guzmán, criticó la función que cumple la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) en las investigaciones de acciones terroristas, admitiendo que sería positivo para las indagaciones judiciales que este organismo tenga un rol más operativo.

En una entrevista con La Tercera, Guzmán dijo que es fundamental para el levantamiento de información que la ANI tenga una labor más operativa.

Hay un análisis bastante profundo de lo que circula en los distintos medios, y también quizás es necesario que la ANI tenga una labor más operativa en el levantamiento de información”, precisó.

El fiscal también explicó que existen elementos que fundamentan la apreciación que las acciones cometidas por el grupo “Individualistas Tendiendo a lo Salvaje (ITS)” son de carácter terrorista.

El hecho de que se use un artefacto explosivo, que se coloque en un lugar de concurrencia pública donde transitan personas, como un paradero de micro, en horas del mediodía, y que además provocó la lesión de las personas que estaban en el lugar. A esto se deben sumar la conmoción en la ciudadanía, la que posteriormente se tradujo en una serie de denuncias de artefactos sospechosos”, señala.

En ese sentido, menciona que se trata de grupos aislados compuestos por dos o tres personas, pero aclara que actualmente estos grupos ya no se inscriben en demandas políticas.

Acá hay grupos de carácter anarquista, hay grupos de carácter antisistémico, hay grupos que pueden ser radicales ecologistas, que mediante acciones violentas generan este temor en la sociedad y que sin duda perturban la seguridad pública y la paz social”, menciona.

Guzmán señala que “acá son acciones terroristas que no obedecen a ideologías políticas, sino que a otras motivaciones, de grupos muy pequeños que normalmente actúan con el mayor sigilo dentro de la clandestinidad, tratando de dejar la menor cantidad de evidencia, no teniendo comunicaciones entre ellos, lo que hace que el trabajo sea más complejo y que se requiera levantar mucha información, analizarlos, tener diligencias y, en ese sentido, este es un trabajo lento que requiere dedicación”.

Finalmente, el fiscal explica que el caso Bombas I provocó un desprestigio en las investigaciones sobre acciones de carácter terroristas, admitiendo a la vez que se cometieron errores y que se “trató de caricaturizar” una indagatoria como también un juicio.


recomendados

comenta esta noticia