27/01/2019

Modificación al Código de Aguas: La Riesgosa apuesta del gobierno por el agua

Modificación al Código de Aguas: La Riesgosa apuesta del gobierno por el agua

El agua es un recurso estratégico que no puede estar en manos privadas.


El Gobierno está afinando los últimos detalles del proyecto que enviará esta semana al Congreso y que busca modificar el Código de Aguas, en el cual se busca dar perpetuidad de los derechos, elaborar un plan estratégico de cuencas y estructurar un panel de expertos.

Así lo dio a conocer este domingo el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, en una entrevista en Pulso, indicando que la idea es hacerse cargo del problema de la escasez hídrica que se ha agudizado.

Muchos de estos desafíos pudieron haberse abordado para atrás. Había un sobreotorgamiento de derechos de aprovechamiento de agua, tanto de aguas superficiales como subterráneas, y esa es una falla de las políticas públicas en materia hídrica. Y, en consecuencia, creemos que esta reforma está llegando tarde, una razón más para tramitarla con rapidez”, explicó.

El titular del MOP señala que el proyecto que se encuentra actualmente en el Senado y enviado por el gobierno de Michelle Bachelet se centraba en modificar el régimen de derechos de agua, “pero nosotros pensamos que para efectos de lograr estos objetivos de asegurar la disponibilidad de agua para consumo humano, que es prioritaria, y de creer mejores incentivos para la conservación, y dotar al Estado de mejores instrumentos para administrar la escasez de agua, hay mejores vías que limitarse a modificar el régimen de derechos de agua”.

Además, precisó que se platea la obligación de la Dirección General de Aguas (DGA) elaborar planes estratégicos de gestión de recursos hídricos, ya que hay 101 cuencas en el país y la idea es que en los próximos 3 años al menos se hagan planes de las 30 cuencas más prioritarias.

El ministro Fontaine también menciona que la indicación sustitutiva ingresa en el manejo de los acuíferos subterráneos y si bien “hay normativas que se han ido generando a nivel de reglamento, eso no está hoy en la ley, y esos son el tipo de instrumentos que se requieren para declarar agotamiento de fuentes, zonas extraordinarias de sequía, medidas de redistribución o reducción de las extracciones, tanto de los acuíferos subterráneos como de las captaciones de los ríos”.

Otro de los aspectos importantes es la creación de un panel de cinco expertos, independientes de la DGA, que sean quienes aprueben las medidas que tome la DGA en esta materia.

Además, tal como estaba en el proyecto del gobierno anterior, estamos priorizando el consumo humano, pero hay que tener en cuenta que es solamente el 12% de los usos del agua”, menciona.

En cuanto a la preocupación de que se pierda el foco respecto de que el consumo humano es prioridad, el secretario de Estado dijo que “pienso que no, en absoluto. De hecho, estamos manteniendo ese mismo planteamiento que está en el proyecto del gobierno anterior, pero apoyándolo con los planes estratégicos, que tienen que definir la necesidad de consumo humano como prioritaria, y con toda la batería de instrumentos a disposición del Estado, concretamente de la DGA, y con la participación del panel de expertos para aplicar, en casos de escasez de agua, siempre el consumo humano primero”.

Sobre la certeza jurídica de los derechos de agua, debido a que la anterior reforma le quitaba perpetuidad, Fontaine precisa que “nosotros creemos que es un error quitarles certeza jurídica a los derechos del agua”.


recomendados

comenta esta noticia