9 de Febrero, 2019

Cierre de Chuquicamata por temporal se transforma en noticia mundial

Cierre de Chuquicamata por temporal se transforma en noticia mundial

La situación más riesgosa se vive por la crecida del río Loa -que une la región de Tarapacá con Antofagasta cruzando el árido desierto de Atacama- que inundó caminos, en la zona minera más productiva del primer país en extracción de cobre del mundo.


La torrenciales lluvias que afectan el norte de Chile que han provocado la suspensiónd e faenas de la principal mina e cobre del país y del mundo se ha transformado en una preocupación mundial y las principaes agencias noticias ya replican la información .

La francesa AFP –una de las agencias más influyentes del mundo- señala que: La estatal chilena Codelco mantiene suspendidas en “forma preventiva” las operaciones de la mina Chuquicamata, el mayor yacimiento de cobre a rajo abierto del mundo, y el de otra división menor, debido a las fuertes lluvias que azotan el norte chileno, informó la compañía.

Las operaciones de Chuquicamata y Ministro Hales, ambas ubicadas en la norteña Calama, fueron detenidas a última hora del jueves para “resguardar la integridad de las personas que componen cada una de sus divisiones”, señaló la cuprífera.

En la tarde de este viernes, la compañía informó que mantiene “detenidas” las operaciones en Chuquicamata, donde el turno nocturno no subirá, pero que Ministro Hales -una mina menor- “está comenzando a operar”.

La estatal -responsable de 11% de la producción global de cobre- destacó que “las medidas tomadas y el buen funcionamiento de protocolos han permitido que no registremos ninguna personas lesionada”

Chuquicamata, con una producción cercana a las 300.000 toneladas de cobre al año, es una de las tres minas más productivas de la estatal y transita una fase de ampliación de sus operaciones subterráneas que la mantendrán operativa por las próximas cuatro décadas.

El resto de las operaciones de Codelco siguen operando con normalidad, agregó la empresa.

El temporal que afecta las regiones de Arica y Paranicota, Trapacá, Antofagasta y Atacama mantiene en vilo a la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) que en su primer informe de este viernes reportó un centenar de viviendas destruidas.

En una semana, incidentes relacionados con la crecida de ríos y caudales provocaron la muerte a seis personas.

La situación más riesgosa se vive por la crecida del río Loa -que une la región de Tarapacá con Antofagasta cruzando el árido desierto de Atacama- que inundó caminos, en la zona minera más productiva del primer país en extracción de cobre del mundo.

Las inundaciones en el norte se suman a la emergencia por incendios forestales que devoran más de 13.000 hectáreas de vegetación en el sur.


recomendados

comenta esta noticia