11 de Febrero, 2019

Mirasol mira la playa pero SIN acceso a ella y autoridades NO aplican el artículo 13 del Decreto N° 1939

Mirasol mira la playa pero SIN acceso a ella y autoridades NO aplican el artículo 13 del Decreto N° 1939
INFOGATE/CMP

En 2005 se cerró la bajada a la playa “La Puntilla”, la extensa playa de Algarrobo Norte, por calle Santa Berta. Desde entonces ni con ministros de bienes nacionales en terreno han logrado reabrir el acceso. La propietaria de los terrenos –construidos- es la Inmobiliaria J.T. Diego Ltda.


Entre2004 y 2005 se cerró la bajada a la playa “La Puntilla”, la extensa playa de Algarrobo Norte, por calle Santa Berta. Desde entonces ni con ministros de bienes nacionales en terreno han logrado reabrir el acceso. Los dueños de los terrenos –construidos- es la Inmobiliaria J.T. Diego Ltda., dicha inmobiliaria construyó un acceso que luego fue cerrado definitivamente.

A pesar de las anuales campañas gubernamentales que promueven el libre acceso a las playas de Chile, muchas veces se queda en eso una potente campa comunicacional pero que en la práctica no tiene ningún efecto real . Es lo que pasa en Mirasol, comuna de Algarrobo, Provincia de San Antonio, donde sus habitantes se deben conformar con una espectacular vista a la playa y al mar, pero no pueden acceder a ella ya que desde 2005 éste acceso fue cerrado, al igual que el mirador. Para ir a la playa los vecinos deben trasladarse más de un kilómetro hacia el sur para bajar por Algarrobo Norte.

Cabe señalara que el artículo 13 del decreto ley 1939, de 1977, establece que “los propietarios de terrenos colindantes con playas de mar, ríos o lagos deberán facilitar gratuitamente el acceso a éstos (…) cuando no existan otras vías o caminos públicos al efecto”, lo que en el caso de Mirasol no se cumple.

Calle Santa Berta, al fondo se aprecia tapiada la bajada a la playa de Mirasol. (Foto tomada el 10 de febrero de 2019)

“Hace 50 años los vecinos y visitantes veraniegos de Mirasol, bajaban al tramo final de la Playa Grande (más conocido como “La Puntilla”), por un estrecho sendero en el extremo sur de la calle Santa Berta. Así podían sortear los 40 metros que separaban sus casas de la enorme playa. Las barandas azules de madera que protegían al caminante de la peligrosa quebrada le dieron el nombre con que los habitantes conocían a la oscilante bajada: La Escalera Azul”, recuerda una crónica de El Mercurio de Valparaíso del 16 de enero de 2005, a pocos días de cerrada la bajada.

“La bajada estaba por calle Santa Berta, pero fue cerrada”, comenta un vecino que además señala que fueron los propios vecinos los que pidieron cerrar la bajada a la playa de Algarrobo Norte porque “muchos jóvenes se dedicaban a tomar y dejaban a escoba” señala otra vecina, que destaca la “maravillosa vista”. Los terrenos fueron adquiridos por la Inmobiliaria J.T. Diego y desarrollo una serie de monumentales construcciones con vista privilegiada al mar y, por cierto, con acceso exclusivo a la playa.

“Para bajar a la playa desde Mirasol, la única posibilidad es bajar un acantilado que está totalmente construido con grandes casas y miradores privados, el único acceso que existía se cerró”, comenta otro vecino.

Calles Santa Berta y Vista Hermosa, llevaban a la bajada a la playa y a un mirador que no existen.

Inentos y conversaciones ha habido para itentar reabrir el acceso y bajada a la playa, de hecho en enero de 2011, la entonces ministra de Bienes Nacional, Catalina Parot (Ex RN) en la mismísima Mirasol lanzaba la campaña: “Las Playas son de todos los chilenos, si te limitan el acceso, ¡denúncialo!” y entregó el mapa de las payas denunciadas por no tener acceso o muy difícil y Mirasol estaba catalogada con “acceso malo y remoto”.

Vista de la extensa playa de Mirasol y Algarrobo Norte. Desde 2005 que los vecinos de esta parte de Algarrobo simplemente deben conformarse con mirar ya que no pueden bajar.


Los problemas se arrastran desde los ‘80

Aunque los antecedentes son variados y los vecinos de Mirasol recuerdan las bajadas a la paya, hoy parecen resignados a que el sector simplemente es como la “Bolivia del Litoral”, es decir no tiene acceso directo al mar, y solo pueden hacerlo bajando por un complejo camino –no apto para personas mayores- que baja por una quebrada por el Humedal de la Playa de Mirasol.

Recopilando información existe una crónica de Mónica Cueva Márquez, publicada en El Mercurio de Valparaíso el 22 de noviembre de 2005 bajo el título “Mirasol de Algarrobo, el balneario de la discordia” y que reproducimos íntegramente:

“En 1956 se presenta el anteproyecto Loteo Balneario Mirasol con acuerdo del Concejo Municipal y timbrado por pago arancel.

En 1964 el proyecto es aprobado. Se registran en el Plano de Acuerdo, dos caminos peatonales que dan acceso a las dos playas con las que deslinda el loteo. Además se incorpora el loteo a primer Plano Regulador Comunal.

En 1984 el Plano Regulador registra gráficamente los dos senderos peatonales que dan acceso a las playas y territorio marítimo.

En 1993 una institución bancaria inscribe por causa hipotecaria lotes enajenados por la firma Bravo Soc. Inm. (la misma que efectuara en 1956 el loteo balneario Mirasol) en el Conservador de Bienes Raíces de Casablanca, incluyendo las franjas de quebrada por donde se encuentra el trazo histórico de los accesos a dichas playas.

En 1998 la Intendencia Regional mediante un inexplicable grave error determina el cierre del histórico acceso a la Playa del Pirata Cavendish o Playa Mirasol por calle Buenos Aires, dando como acceso el lateral por calle San Patricio, violando la Ley de Libre Accesibilidad a las Playas de Chile.

El nuevo Plano Regulador de 1998 asigna valor de calle pública a la continuación de calle Santa Berta como camino a través del área verde y quebrada, llegando a las arenas del litoral marítimo de la playa Grande o Los Valencia.

Desvirtúa el trazo de la bajada a la Cueva del Pirata Cavendish o Playa Mirasol, por calle Buenos Aires, confundiéndolo con un trazo de escurrimiento de agua.

En el 2003 y con autorizaciones generadas en el Serviu, se ejecutan modificaciones en el escurrimiento de aguas lluvias del Loteo Balneario Mirasol modificando los cauces de aguas. Como consecuencia de los cambios de cauce, se inundan algunas propiedades.

Dados los fundamentos, la comunidad considera burladas las garantías constitucionales por la “fragilidad de subversión a la legalidad” y reclama lo siguiente:

– La restitución de la denominada bajada La Escalera Azul o calle Santa Berta

– La restitución como Mirador a la Rada de Algarrobo del tramo de calle Vista Hermosa, desde el lateral de lote 4, hasta su trazo original de 6.50 metros.

– La restitución de los cauces de escurrimiento de aguas lluvias del trazado urbano del Balneario Mirasol, recubriendo las redes y matrices de agua potable, para conseguir las profundidades establecidas por código.

– Que la Intendencia Regional se retrotraiga de lo actuado por inconstitucional, al obligar a terceros privados sin contacto con el litoral marítimo, a dar paso público turístico y de pesca.

– Se reclama a la Intendencia Regional de los años 1997 / 98, la restitución de la toma de 5 metros sobre el trazado del calle San Patricio utilizado para construir el primer tramo del acceso de “Cabras del Monte”.

Artículo 13 del Decreto N° 1939 de 1977

Artículo 13.- Los propietarios de terrenos colindantes con playas de mar, ríos o lagos, deberán facilitar gratuitamente el acceso a éstos, para fines turísticos y de pesca, cuando no existan otras vías o caminos públicos al efecto. La fijación de las correspondientes vías de acceso la efectuará el Intendente Regional, a través de la Dirección, previa audiencia de los propietarios, arrendatarios o tenedores de los terrenos y, si no se produjere acuerdo o aquéllos no asistieren a la audiencia, el Intendente Regional las determinará prudencialmente, evitando causar daños innecesarios a los afectados. De esta determinación podrá reclamarse a los Tribunales Ordinarios de Justicia dentro del plazo de 10 días contados desde la notificación de la resolución de la Dirección, los que resolverán con la sola audiencia del Intendente y de los afectados.

El Decreto Ley N° 1939 de 1977, en su artículo 13, estableció que “los propietarios de terrenos colindantes con playas de mar, ríos o lagos, deberán facilitar gratuitamente el acceso a estos, para fines turísticos y de pesca, cuando no existan otras vías o caminos públicos al efecto”. Para lograr estos fines faculta al Intendente Regional para fijar estas vías de acceso, con el apoyo del Ministerio de Bienes Nacionales, previa audiencia con los propietarios, arrendatarios y, tenedores del, los terrenos, y si no se produjere acuerdo o aquel asistieren a la audiencia, las determinará prudencialmente, evitando causar daños innecesarios a los afectados. De esta determinación podrá reclamarse a los Tribunales ordinarios de justicia dentro del plazo de 10 días contados desde la notificación de la resolución de Bienes Nacionales, los que resolverán con la sola audiencia del Intendente y los afectados.

Así las cosas de acuerdo al DL 1939, cualquier persona puede solicitar al Intendente Regional por escrito que fije el acceso gratuito a las playas cuando el acceso solicitado tenga por finalidad, desarrollar actividades con fines turísticos y/o de pesca: el acceso se produzca necesariamente, a través de predios colindantes á las playas y que no exista otra vía o camino público de acceso al correspondiente bien nacional de uso público. Obviamente el Mirasol algo ocurre que no se aplica esta norma vigente, además hoy existe una explosión inmobiliaria que está haciendo colapsar la precaria infraestructura sanitaria y vial.

Vista de La Puntilla (Mirasol) de lo que el algún momento fue un mirador público y hoy cerrado. (Foto tomada el 10 de febrero de 2019)

Plazoleta-rotonda de la Virgen de Fátima en Mirasol.

Ruta Costera que recorre todo El Litoral y llega hasta el acceso a Mirasol.

Crédito fotos: iPhone XR


recomendados

comenta esta noticia