18/02/2019

Conoce bien tu auto y así no tendrás problemas con el permiso de circulación

Conoce bien tu auto y así no tendrás problemas con el permiso de circulación

Antes de un viaje largo es necesario revisar todos los aspectos para no tener problemas en la carretera, pero después de estos tu vehículo requiere una revisión extra.


Para muchos la llegada de marzo es una verdadera pesadilla. Trae consigo muchos trámites con los que obligatoriamente hay que cumplir. El permiso de circulación es uno de ellos donde es indispensable contar con todos los papeles del auto al día, incluida la revisión técnica.

Entre un 45 y un 60% de los rechazos en las plantas de revisión técnica se deben a aspectos visuales, detalle que, junto a otras fallas, pueden solucionarse antes de llevar el auto a su chequeo anual. Para ello, expertos de Shell entregan los siguientes aspectos a considerar para no pasar un mal rato.

Inspección: compruebe los kilómetros recorridos y los restantes para el próximo servicio. Si le faltan pocos kilómetros se recomienda pedir hora en el taller. Tan importante como el control antes de las vacaciones es el chequeo que se hace al regreso, especialmente si hubo viajes largos y rutas no asfaltadas.

Lubricante del motor: para evitar daños en el motor y otras partes del vehículo es indispensable revisar cuatro fluidos que son de vital importancia para el correcto funcionamiento del auto: líquido de frenos, aceite de la dirección hidráulica, anticongelante y el lubricante de motor. “Éste último es el más importante y debe chequearse constantemente. Si el vehículo tiene aceite en exceso, el motor lo quemará, acortando la vida del catalizador. En el caso opuesto, si tiene poco aceite, genera un mayor desgaste y termina forzando el motor. Por lo mismo, es fundamental utilizar la viscosidad, aprobación o especificación que indique el fabricante”, asegura Justo Verdejo, subgerente de ventas industriales de Lubricantes Shell.

Revisar pastillas y líquido de freno: éstas deben ser inspeccionadas en cada mantención del vehículo. Siempre estar atento a señales como requerir más presión del pedal para frenar, vibraciones al frenar o ruidos en el sector de los neumáticos al frenar son señales de que debo realizar un chequeo del sistema de frenos.

Refrigeración: verifique que el nivel del refrigerante esté a la altura que indica el recipiente. Luego, inspeccione mangueras, radiador, cañerías y todos los elementos que estén a la vista. En caso de falta de líquido, se debe adicionar refrigerante, que cumpla los requerimientos que indica el fabricante o agua destilada (como medida alternativa de emergencia). Jamás agregue agua de la llave, pues ésta causará daños al motor.

Batería: la gran mayoría tiene una vida útil promedio de 4 años. Como recomendación, se debe revisar que las conexiones estén limpias y debidamente aseguradas.

Elementos extras: se debe chequear el correcto funcionamiento de cierre de puertas y cinturones de seguridad.


recomendados

comenta esta noticia