28/02/2019

TDLC sanciona a Cencosud, SMU y Walmart por colusión de los pollos

TDLC sanciona a Cencosud, SMU y Walmart por colusión de los pollos

La sanción aplicada llega a los $8.000 millones de pesos y se aplica a las cadenas de supermercados Jumbo, Unimarc y Líder.


Una multa sobre los $8.000 millones (unas 13.947 UTM) aplicó el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia a las cadenas de supermercados Cencosud, SMU y Walmart por llegar a un acuerdo o práctica concertada en el mercado de la carne de pollo fresca, conocida como Colusión de los Pollos.

De esta forma, el TDLC acogió la acusación realizada en 2016 por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), cuyo fallo indica que las empresas mantuvieron por medio de sus proveedores un acuerdo para fijar precios mínimos de ventas de las aves entre 2008 y 2011, lo cual restringía la competencia del sector dedicado a este sector.

El fallo menciona la aplicación de una multa de 5.766 UTA a Cencosud; de 4.743 UTA a Walmart; y de 3.438 UTA a SMU, como también el hecho de adoptar programas de cumplimientos en materia de libre competencia.

La FNE señaló el su requerimiento que los supermercados se encontraban impedidos de vender carne de pollo por debajo del precio de lista mayorista más el IVA, añadiendo que la coordinación para esto se logró a través de sus proveedores.

El requerimiento de la FNE precisa que las cadenas de supermercados “adhirieron conscientemente a un esquema común que sustituyó los riesgos de la competencia por una cooperación práctica entre ellas, para regularizar el mercado y evitar guerras de precios”.

La forma en cómo actuaban quedó de manifiesto cuando la investigación en el caso pollo, que involucraba a Agrosuper, Ariztía y Don Pollo, fueron condenadas en octubre de 2015 pro la Corte Suprema a pagar multas que alcanzaron los 55 millones de dólares de la época.

Luego, a partir de diciembre de 2011 se realizó el registro e incautación de información en las oficinas de la industria supermercadista.

A raíz del estudio de estos documentos, se estableció que los primeros reclamaban por vía telefónica o por e-mail ante los segundos al detectar que otra cadena de supermercados se salía del acuerdo establecido, cuyo objetivo era que los proveedores actuaran como intermediarios, y alertaran del incumplimiento de lo acordado.


recomendados

comenta esta noticia