01/03/2019

Cambio climático obliga a redoblar esfuerzos para prevención y control de incendios forestales

Cambio climático obliga a redoblar esfuerzos para prevención y control de incendios forestales

Organización de conservación también llamó la atención respecto al impacto de los siniestros en los compromisos climáticos de Chile en el Acuerdo de París.


Con cerca de cinco mil incendios forestales que han afectado a más de 62 mil hectáreas a lo largo del país, esta temporada estival, si bien más benigna que la de 2017, nos recuerda la necesidad de instalar este tema como una prioridad.

Así lo indicó el director de Conservación de WWF Chile, Rodrigo Catalán, quien destacó la existencia de un nuevo escenario provocado por el cambio climático, el cual hace necesario reforzar las acciones de prevención y control del fuego, con una mirada de largo plazo.

“Hemos vivido estados de excepción constitucional por catástrofe en tres regiones del país y hemos visto cómo el fuego ha alcanzado áreas protegidas, como ocurrió en la Patagonia, en un incendio que esperamos pronto se extinga en forma definitiva. Allí, las llamas llegaron a unos siete kilómetros de la zona de distribución del huemul, especie emblemática para Chile que se encuentra en peligro de extinción”, señaló Catalán, mencionando también la afectación de bosque nativo y la biodiversidad que cobija, así como el impacto en la seguridad, calidad de vida y medios de subsistencia de las comunidades locales.

“Chile debe impulsar una nueva política, con los recursos adecuados, para prevenir y combatir los incendios forestales, que serán cada vez más numerosos y agresivos a causa del cambio climático. Esto requiere, en primer lugar, fortalecer la institucionalidad vinculada a los incendios, donde el ansiado Servicio Nacional Forestal jugará un rol clave, no solo en combate y prevención, sino que también en términos del impulso a la restauración ecológica post incendios”, agregó el representante de WWF Chile.

Otra preocupación asociada, explicó Catalán, tiene que ver con el compromiso de Chile en el Acuerdo de París, que incluye la meta de recuperar 100.000 hectáreas de bosque nativo, lo que permitirá almacenar más carbono y así mitigar emisiones. Sin embargo, solo en el incendio de 2017 se registró una pérdida de 86.000 hectáreas de bosque nativo, lo que complica la efectividad de este compromiso y hace necesario aumentar la ambición climática con miras a la COP25 que se realizará en el país en enero próximo.


recomendados

comenta esta noticia