11/03/2019

La ruta del reciclaje de botellas PET

La ruta del reciclaje de botellas PET

¿Qué es el plástico conocido como PET? Son las botellas desechables y retornables de bebidas, jugos, aguas y otros líquidos, como el aceite.


También los envases de frutas de exportación, las cúpulas con base negra con que se envasan las tortas, las bandejas termo sellables para carnes y jamones que han reemplazado a las de plumavit, y las bandejas separadoras de fruta, entre otros.

En el reciclaje domiciliario, lo habitual es la recuperación de botellas de plástico en puntos limpios y una familia puede llegar a consumir entre 15 y 30 por semana. Los envases recolectados gracias a las familias o las empresas pasan por una ruta de reciclaje que los transforma en otro tipo de empaques, afirmó Felipe Dutilh, gerente general de Typack-Recipet. “El 50% de la materia prima que llega a nuestra planta de reciclaje Recipet es nacional y la otra mitad proviene de importaciones de países de la región porque todavía el reciclaje domiciliario en Chile es bajo” indicó Dutilh.

A Recipet, ubicada en la comuna de San Bernardo, llegan las botellas a granel o compactadas en fardos donde se separan y trituran. Lo primero es un proceso de selección del material en el que es revisado y pesado, para luego pasar a la etapa de reciclaje en la cual las botellas en desuso, se convertirán en nuevos envases plásticos.

Todo comienza con la selección y separación de las botellas por colores, para luego ser trituradas por un molino que convierte el recurso en pequeñas hojuelas. En esta selección se realiza una limpieza por flotación, donde se separa el PET de otros materiales, como el papel de la etiqueta y el plástico de la tapa. El proceso de lavado tiene lugar en grandes tinas que remueven cualquier resto de material contaminante. Posteriormente, son centrifugadas y secadas para remover la humedad.

El material proveniente de la planta de reciclaje Recipet, es llevado a la empresa Typack para transformarse en envases para la industria alimenataria. En Typack el PET es cristalizado y se busca reducir aún más la humedad para que el proceso de extrusión resulte satisfactorio. Explicado de manera sencilla, el proceso de extrusión consiste en fundir el PET, haciéndolo pasar a través de un tornillo que gira concéntricamente en una cámara a altas temperaturas y empuja el polímero a través de un cabezal y una calandra que le da la forma final de lámina, fabricando un rollo plástico de aproximadamente 600 kilos.

Son láminas de RPET o reciclado post consumo; el rollo es ensamblado en una línea de termoformado en la que se da forma a una lámina plástica mediante calor y vacío, para ello se utiliza un molde de aluminio. La lámina plástica toma la forma del molde con la acción de presión y temperatura elevada; al final de la línea los envases son recolectados y guardados en cajas, listos para su distribución y posterior uso. “Typack es líder mundial en la producción de envases tipo clamshells, tanto para arándanos, frambuesas, moras, frutillas, uvas y bandejas alveolares para carozos, entre otros tipos de envases para alimentos” informó el gerente de Typack-Recipet.


recomendados

comenta esta noticia