24/03/2019

Contralor del Ejército: “Hoy hay certeza de que ningún peso de gastos reservados es utilizado para otros fines”

Contralor del Ejército: “Hoy hay certeza de que ningún peso de gastos reservados es utilizado para otros fines”

“Lo que le corresponde al Ejército es no aceptar ni el más mínimo desvío en la conducta militar y denunciar aquellos ilícitos que presumiblemente sean cometidos”, explica el general Hernán Araya.


Este domingo (24/03/19), el contralor del Ejército, general  Hernán Araya –en entrevista a El Mercurio- da a conocer la serie de medidas y sistemas de control  de la institución castrense  para, justamente evitar episodios como a los que  ha arrastrado al Ejército el excomandante en jefe, Juan Miguel fuente-Alba  procesado por uso irregular de los llamados gastos reservados y pasajes.

Araya, quien asumió como Contralor del Ejercito en diciembre pasado explica que una de las primeras medidas que adoptó, al asumir el actual comandante en Jefe Ricardo Martínez, fue  “una directriz intensificando los controles internos. No dejar pasar ningún hecho que pueda transgredir una norma o una ley. Y lo estamos haciendo. Cando él asume en el Ejército, establece que la responsabilidad de los comandantes va a ser efectiva, que se deben tomar todas las medidas disciplinarias en las ocasiones en que un militar comete faltas o infringe normas establecidas y ser inflexibles en los temas de probidad y transparencia”.

Por ello, dice la autoridad fiscalizadora “el Ejército en este sentido mira con preocupación los acontecimientos y está adoptando las medidas para que eventuales situaciones irregulares no vuelvan  a repetirse (…) Aquí no caben defensas corporativas (…) Lo que le corresponde al Ejército es no aceptar ni el más mínimo desvío en la conducta militar y denunciar aquellos ilícitos que presumiblemente sean cometidos y sancionar aquellas faltas administrativas que se comentan”.

En este sentido Araya explica que la institución ha venido trabajando en mejorar los sistemas interno de control, por ejemplo “El Ejército, a partir de 2015,  realizó una modernización de sus procedimiento internos. Podemos dar certeza de que al día de hoy cada militar que es comisionado dentro del país o en el extranjero lo que recibe de la institución es un ticket  electrónico para su traslado. E un ticket que es adquirido por la sección Pasajes y Fletes a las empresas que están debidamente calificadas en el convenio marco y de acuerdo a la licitación que el Estado realiza”.

Consulado sobre la posibilidad de reembolso por estos pasajes, el general Araya explica que “No podría ocurrir porque el militar que realiza el viaje solo recibe un ticket electrónico y no tiene contacto con ninguna agencia de viajes”

Con respecto a  los controles internos, Araya precisa que no se debe dejar pasar o transgredir una norma o ley, por lo que está haciendo la institución es que “se deben tomas todas las medidas disciplinarias en las ocasiones en que un militar comete faltas o infringe normas establecidas”.

Gastos Reservados

Sin duda que el uso y destino de los llamados gastos reservados ha estado en el centro de la polémica a partir del mal uso que hizo Fuente-Alba. Sobre este punto en particular el contralor del Ejército explica que  “Una de las primeras acciones que tomó el comandante en jefe (Ricardo Martínez) fue hacer entrega de la totalidad de los recursos de gastos reservados al director e Inteligencia para que él los administrará, exclusivamente en tareas de inteligencia, contrainteligencia y seguridad militar. Hoy hay certeza de que ningún peso de gastos reservados es utilizado para otros fines que no sean los que dispone la ley”.

En la entrevista se le pregunta al general Araya sobre el caso Fuente-Alba y ¿cómo evalúan hoy lo ocurrido? ¿Qué controles  faltaron?, a lo que responde: “Dos cosas muy precisas al respecto. La primera tiene que ver con el tema de responsabilidad. Cada comandante es responsable de las acciones y decisiones que toma en su período de mando. Segundo el Ejército ha tenido y va a seguir teniendo una sola posición sobre los casos judiciales: apego irrestricto a los fallos y colaboración completa a los procesos investigativos. El caso de Juan Miguel  Fuente-Alba está siendo llevado por la Justicia Militar por una ministra en visita, cuyo expediente es secreto, y el Ejército, y menos el contralor puede referirse a ello”.


recomendados

comenta esta noticia