02/04/2019

La NASA te paga para que no salgas de la cama en 60 días

La NASA te paga para que no salgas de la cama en 60 días

Este experimento busca estimular los efectos de la microgravedad en el cuerpo humano cuando se pasa un tiempo prolongado en el espacio, los músculos se deterioran, los huesos se vuelven menos densos y la sangre fluye de forma distinta por el cuerpo.


Viajar al espacio no es solo caro, también es peligroso. Si vamos a mandar humanos a Marte, los científicos deben conocer y entender los efectos de vivir en el espacio para el cuerpo humano. Por ejemplo, en gravedad cero, el flujo sanguineo ya no va hacia las piernas y la cabeza del astronauta se llena de fluido. Por lo tanto la NASA y la ESA han formado equipo para realizar un estudio para ver cómo se adapta el cuerpo a la falta de peso. Las agencias espaciales anunciaron que buscan a 2 docenas de voluntarios que pasen 60 días tumbados para ayudar a comprender a los científicos cómo afectará el viaje espacial a los astronautas. Se pagará a los participantes 16.500€ y tendrán que viajar a Colonia, Alemania.

Los 24 participantes seleccionados viajarán al Centro Aeroespacial Alemán (DLR) para guardar cama durante 2 meses

Sin embargo, hay ciertos requerimientos a cumplir: deben tener entre 24 y 55 años, estar sanos y hablar alemán. La investigación comenzará en Septiembre y llevará un total de 89 días. Antes de meterse en la cama, se les dará 5 días a los participantes para familiarizarse. Al completar los 60 días en la cama, pasarán por 14 días de rehabilitación, al igual que los astronautas reales.

De los 89 días que dura el experimento, 60 de ellos los pasarán en la cama.

Durante el periodo que estén en la cama, se requerirá que lo hagan todo tumbados, desde comer a ir al baño. Podrán ver la tele, se les dará material de lectura y otras actividades, aunque los organizadores del estudio les animan a hacer cursos online y aprender cosas nuevas. Durante su descanso, los voluntarios tendrán que estar tumbados con las piernas algo más elevadas que su cabeza para reducir el flujo sanguíneo a las extremidades. Esto producirá deterioro muscular, similar al que sufren en el espacio los astronautas reales.

Se separará a los voluntarios en 2 grupos

La mitad de ellos visitarán una centrifugadora en el laboratorio de vez en cuando. Ésta actuará cómo cámara gravitatoria artificial, ya que sus giros simulan la gravedad, empujando la sangre hacia las piernas de los participantes. Esto ayudará a los científicos a saber si el simulador fue útil de algún modo para minimizar los efectos de estar tumbado durante largo tiempo.

Durante la investigación se usará esta nueva centrifugadora

Esta nueva centrifugadora de brazo corto simula y estudia los efectos de la gravedad artificial en el cuerpo humano. Sin embargo, no solo los astronautas se beneficiarán de la investigación, sino también personas con problemas de salud terrestres. Al usar esta centrifugadora para humanos, el estudio ayudará a saber más sobre la osteoporosis, la atrofia muscular y enfermedades cardiovasculares.

Durante el estudio, los participantes se encontrarán bajo el escrutinio de científicos

Para combatir estos efectos, se hace ejercicio regularmente, pero los científicos esperan que la gravedad artificial pueda demostrar ser aún más beneficiosa.

Un equipo de profesionales científicos, médicos y psicoterapeutas estarán siempre allí, así como un nutricionista

El nutricionista planeará las comidas de los participantes. Se prepararán comidas sin aditivos ni endulzantes artificiales, y al mismo tiempo será equilibrada para asegurar que tenga suficiente valor nutricional. Sin embargo, para satisfacer a los golosos, se les darán postres… ocasionalmente.


recomendados

comenta esta noticia