18/05/2019

Los niños primero: Unos 5 mil alumnos de colegios Siglo XXI llevan 14 días sin clases tras paro de trabajadores

Los niños primero: Unos 5 mil alumnos de colegios Siglo XXI llevan 14 días sin clases tras paro de trabajadores
INFOGATEHH

El único establecimiento educacional que entrega alimentos a los niños permanece cerrado y no se están repartiendo las colaciones respectivas a sus estudiantes.


Unos 300 funcionarios de cinco colegios Siglo XXI, pertenecientes a la Corporación Educacional El Bosque, se mantienen en huelga legal desde hace 14 días ante la nula respuesta que han tenido de parte de los dueños de los establecimientos ante el petitorio de mejoras de condiciones laborales y educativas. Sin embargo, el problema más urgente es que el colegio Brother´s School es el único que entrega alimentación a sus alumnos y hasta ahora permanece cerrado y los niños a la deriva.

De esta forma, desde el jueves 2 de mayo los sindicatos de los colegios Siglos XXI Curauma, Quillota, La Florida y Puente Alto, así como el Brother’s School, agrupados en la Federación de Trabajadores de la Educación Colegios Siglo XXI. F.T.S. – CHILE, permanecen movilizados, lo cual implica que unos 324 trabajadores no están realizando sus funciones normales.

El presidente del sindicato de trabajadores del colegio Brother´s School, Claudio Larrondo, explicó a Infogate.cl que en octubre de 2017 la Corporación Educacional El Bosque tomó la administración de los establecimientos educacionales, lo cual funcionó como corresponde hasta ahora que iniciaron una negociación colectiva que hasta el momento no ha tenido una respuesta favorable de parte de Miguel Jara Zapata, el presidente de la entidad.

El dirigente dijo que el pasado 25 de febrero presentaron el proyecto colectivo y “hasta la fecha hemos tenido solamente dos reuniones y a todo nos dijeron que no. Nos presentaron un proyecto que estaba más abajo de lo que tenemos, es decir si nosotros ganamos 100 ellos nos ofrecían 60, por decir un ejemplo”.

Explicó que la respuesta entregada por la Corporación radica en una mala interpretación que se está haciendo de la Ley de Inclusión 20.845, puesto que “ellos dicen que todo el dinero que recibimos son para fines educativos, pero dentro de estos fines educativos, que son 11 puntos, aparecen remuneraciones, beneficios y todo lo que corresponde a los trabajadores y ellos no lo quieren entender y creen que nosotros somos un grupo muy pequeño al que se le estaría entregando los recursos y no a la unidad educativa en general”.

Larrondo también dijo que el lunes tuvieron una reunión con Jara Zapata, quien les señaló que si incurre en entregarles algún beneficio con los mencionados recursos, “puede ir incluso hasta preso, según lo que él interpreta. Pero nosotros, con nuestros abogados, hemos visto la ley y eso no es efectivo”.

Los trabajadores también han concurrido hasta el Congreso en Valparaíso donde se reunieron con la diputada Camila Rojas y el senador Juan Ignacio Latorre, a quienes les plantearon el problema y recibieron su respaldo, lo que se materializó con el envió de dos cartas, una al presidente de la corporación y otra a la ministra de Educación Marcela Cubillos en donde le plantean la situación y la errónea interpretación que se hace de la mencionada ley. Sin embargo, hasta ahora no han tenido respuesta de ninguna de las dos entidades.

El dirigente señaló que son varios puntos que se están negociando y consideran un reajuste, asignación de movilización y colación, aguinaldo de Navidad y Fiestas Patrias, asignación de jefatura, restitución de bono por antigüedad y permisos administrativos. Además de ello, se exige también la recuperación de beneficios ya ganados y pagados en años anteriores, como colegiatura y asignación por natalidad, matrimonio o defunción, entre otros.

Larrondo también menciona que se hizo una reunión con la unidad educacional de la CUT, quienes les plantearon que el tema ya era judicial porque tiene que ver con la interpretación que se hace de la ley y no descartó llevar el problema de tribunales para que sean la justicia la que zanje el tema.

Sin embargo, el problema más grave radica en que el Brother’s School, ubicado en La Florida, es el único gratuito y que además entrega colación a sus alumnos, pero con esta movilización no se está haciendo por lo que hay “muchos niños que no están recibiendo sus almuerzos”.

Incluso más, Larrondo explica que el colegio mantiene las puertas cerradas, lo cual es irregular porque debería entregar la comida a sus alumnos a pesar de la huelga.

 

 

 


recomendados

comenta esta noticia