20/05/2019

¿Cómo elegir la moto ideal?

¿Cómo elegir la moto ideal?

¿Decidido a comprar su primera moto y no sabe elegirla? ¿Quiere cambiar su vieja moto usada por una nueva? La compañía nipona Honda trae consejos imperdibles a tener en cuenta para hacer una compra perfecta.


Hay dos tipos de motociclistas: por un lado, los que saben exactamente qué moto quieren comprar, y por otro, los que están tan desorientados por la enorme gama de opciones y tipos distintos, que no tienen idea por dónde empezar a elegir su moto ideal.

Sin dudas, las motos se empiezan a alzar entre las preferencias de los chilenos: las ventas en 2018 aumentaron un 12%, según cifras de la Asociación Nacional de Motocicletas (ANIM) y son justamente el 84% de ellas las que se venden para traslado urbano, las que corresponden a cilindradas de menos de 300 cc.

La moto es un medio de transporte cada vez más solicitado, ya que representan una inversión bastante menor que un automóvil, sin embargo es necesario aclarar el panorama antes de dar el paso de adquirir una, para realizar una compra aún más eficiente. Si se elige la moto equivocada, la pérdida de dinero será menos dolorosa que su frustración por la mala experiencia, mientras que por el otro lado la moto perfecta es capaz de traerle años de felicidad de los que no se arrepentirá.

Para los que aún no se deciden, el actual director técnico de la selección nacional de Enduro y uno de los referentes de la industria en Chile, Pablo Levalle, flamante embajador de Honda Chile, entrega los siguientes consejos para elegir la moto perfecta:

1. Trazar un presupuesto: El dinero es uno de los principales factores a la hora de decidir qué moto elegir. Por eso es importante tener en cuenta que no se debe destinar íntegramente a la compra de la moto, sino que además debe considerar los siguientes factores:

Financiamiento: La opción de financiamiento elegida debe ser cubierta sin problemas con el ingreso mensual.

Costos de largo plazo: incluye el costo estimado de las mantenciones periódicas y la garantía que la marca ofrezca.

Costos de equipamiento: desde el casco reglamentario y una chaqueta abrigada, hasta guantes, pantalones, y zapatos cerrados.

Valor estimado de reventa: puede no ser el factor más relevante al momento de elegir la moto, pero será un elemento clave más adelante, cuando quiera renovar el modelo. En este sentido, tiene sentido inclinarse por motos que no pierdan tanto valor en reventa a los 3 años, periodo en el que los clientes suelen renovar sus motos.

Costo en consumo de bencina: Es importante tener en cuenta que hay modelos más eficientes que otros.

Puede resultar atractiva la idea de comprar un modelo muy económico para gastar menos, pero esto tiene desventajas. En ese sentido, será siempre más conveniente apostar por la economía y eficiencia en el largo plazo que pueden ofrecer los modelos un poco más caros, en lugar de tener que pagar por una nueva moto al poco tiempo de la primera compra debido a su mala calidad.

2. Elegir el tamaño: “La segunda pregunta que hay que hacerse a la hora de elegir un modelo es: ‘¿soy capaz de andar en moto sin problemas?’: si la respuesta es sí, hay que estar consciente de la experiencia que se tiene; es distinto saber conducir hace un año, que hace 10 años”, señala el embajador de Honda.

Una manera fácil de elegir la moto más conveniente es visitar un concesionario y probar modelos de tamaños distintos. Esto permitirá al cliente sentir la distribución del peso de lado a lado, y una impresión general de cómo se siente sobre la moto. Por ello es necesario considerar:

Cilindrada

Altura de asiento

Peso

Comodidad

Si vemos casos como el europeo, en España existen licencias de conducir según la experiencia del piloto, la que restringe la gama de vehículos a los menos experimentados para que no se suban a modelos de mayor potencia.

3.Identificar el uso principal de la moto: “Tener claro el uso que tendrá la moto es quizá el factor más importante para determinar el tipo de moto a comprar. Ya sea para trabajar, para distancias cortas en ciudad, o como elemento recreacional, la moto ideal es la que puede cumplir con el propósito inicial sin problemas”, señala Levalle.

Algunos usos más comunes a la hora de la compra de la moto son:

Trabajo en ciudad à moto de ciudad: priorizará la durabilidad y eficiencia.

Transporte urbano à moto urbana: priorizará el estilo y la agilidad.

Transporte en senderos irregulares à motos on/off: priorizará el recorrido de la amortiguación, distancia libre al suelo, y las prestaciones multipropósitos como el parabrisas, entre otros.

Ir a la universidad y recreacional paseos à moto ligera de cilindrada media: útil para ciudad así como para fines de semana de ocio, pero que sea económica.

Recreacional:velocidad u Off Road: à moto por lo general de alta cilindrada: ideal para los más experimentados o específicas para terrenos Off road como Enduro o motocross.

4. Investigar el mercado: Una vez que ya está elegido el tipo de moto y sus dimensiones, el siguiente paso es hacer una lista de los modelos disponibles en el mercado. Una búsqueda en Internet es lo más simple y adecuado para conseguir toda la información sobre la disponibilidad de ese tipo de moto en particular. Conocer los comentarios que hayan realizado otros usuarios ayuda a conocer más a fondo los modelos, y sirve además para trazar un mapa con las marcas más y menos fiables en el mercado.

En estos casos, el prestigio sí importa: las marcas más confiables por lo general presentan más ventajas para el comprador. Por lo general, son más eficientes en el uso del combustible, presentan menos fallas, ofrecen garantías más integrales, y suelen entregar las 2 primeras mantenciones gratis, mientras que marcas más nuevas y desconocidas por lo general presentan más reclamos, y cuentan con prevenciones reactivas mucho más caras.


recomendados

comenta esta noticia