08/06/2019

La “clase política” en una encrucijada: Reducción de parlamentarios o Congreso Unicameral

La “clase política” en una encrucijada: Reducción de parlamentarios o Congreso Unicameral
INFOGATE

El anuncio del Presidente Piñera en su Cuenta Pública provocó un terremoto dentro de la élite política: Algunos se inclinan por favorecer la disminución de legisladores y otros por conformar un Congreso Unicameral. Todo para poder recuperar la confianza pública perdida ya que el Congreso y los políticos son los peor evaluados en todas las encuestas.


El pasado 1 de junio, el Presidente Sebastián Piñera realizó un anunció en su cuenta pública que podría remecer el actual sistema electoral y la composición del Congreso. La intención: Mejorar la democracia y el funcionamiento del Parlamento, este último el peor evaluado en toas las encuestas.

“Presentaré a este Congreso una Reforma que permita modernizar su funcionamiento, agilizar sus tiempos, mejorar la calidad de la legislación y al mismo tiempo impulsaremos una Reforma Constitucional para reducir a 120 el número de diputados y a 40 el número de Senadores”, fue el mensaje enviado por el Mandatario lo cual fue aplaudido euforicámente de pie por los parlamentarios, pero con el pasar de las horas, el anuncio fue calificado como “populismo” por la oposición.

Sin embargo, voces opositoras se han unido para rechazar la propuesta del Ejecutivo por considerarla que es un regreso al sistema binominal impuesto por la dictadura y que mantuvo al Congreso “cooptado” por dos grandes bloques políticos -Derecha e Izquierda- sin dar la posibilidad para que otros grupos políticos pudieran acceder a escaños en el Poder Legislativo, lo cual parecía mantener el status quo del sistema político y económico de la sociedad chilena que había impuesto el gobierno militar.

Ante el anuncio hecho por el mandatario en horario “prime”, ya hay propuestas parlamentarias no para reducir el número de curules en el Parlamento, sino que van en el sentido que éste sea compuesto solamente por una cámara, lo cual a juicio de los defensores, se ahorraría dinero y tiempo en el despecho de leyes que el país demanda urgentemente para este siglo XXI.

Es así como los diputados Marcelo Schilling (PS) y Gabriel Silber (DC) reflotaron una idea que está “durmiendo” en algún rincón del edificio de Valparaíso como es la “Reforma la Constitución Política de la República estableciendo una Cámara Única en el Congreso Nacional” que data de 2008 y que fue propiciada por los diputados Calos Montes, Sergio Aguiló, Jorge Burgos, Marcelo Díaz, Marco Enríquez-Ominami, Patricio Hales, Fernando Meza, Eduardo Saffirio, Marcelo Schilling, y Adriana Muñoz.

“Los diputados que suscriben venimos en proponer al Congreso Nacional una reforma constitucional que, en lo sustantivo, reemplaza la estructura bicameral del Congreso Nacional por una Cámara única, elegida por votación directa, que debería iniciar sus funciones el año 2014”, señalaba el proyecto de ley que ingresó a la Cámara y que aún duerme en la sede del Legislativo.

Díaz explica a Infogate.cl que siempre ha sido partidario de los regímenes parlamentarios o semipresidenciales, debido a que “soy partidario de que exista una figura de jefe de Estado distinta al de jefe de Gobierno y que sea elegido por la mayoría del Congreso”.

Desde esa perspectiva, menciona que un Congreso Unicameral es más coherente con el sistema que explicó, “y es algo que sostenido por mucho tiempo y además porque tiene una virtud de que el gobierno cuenta con una mayoría parlamentaria y cuando no la cuenta se reemplaza por otro que sí la tenga”.

En cuanto a la idea del Gobierno de Piñera de disminuir la cantidad de legisladores y reducir los costos que implica, Díaz sostiene que es una propuesta “populista”, ya que si es por bajar la cantidad de dinero que se gasta en el Parlamento se da paso a la postura de conformar una sola cámara.

“Porque al suprimir completamente una cámara tiene una mucha mayor disminución de recursos que una disminución de unos cuantos diputados y senadores, por lo que para mí el Gobierno lo que ha hecho es una nueva pirotecnia comunicacional para revertir su mal momento en las encuestas apelando a un populismo más ramplón”, sostuvo.

Además, defendió la actual composición de la Cámara de Diputados porque “nos ha permitido contar con un sistema de mayor representatividad en el Congreso”.

Expone que la idea actual del Ejecutivo tiene regresar al binominal y excluir a distintos sectores que hoy se encuentran representados, por lo que “si el Gobierno quiere hacer unas reformas, este es el momento de hacer un cambio al régimen político de uno hiperpresidencial como el que tenemos a uno parlamentario o si no hay tanta voluntad y temor a cambios de esa magnitud, entonces vayamos a uno semipresidencial”.

Para el diputado PS, en caso de que el Congreso sea Unicameral se podría tener entre 155 o 160 parlamentarios si se suma el actual Senado, pero también una Cámara Alta más pequeña con representación territorial, pero con una cámara que podría ser una legislativa que permitiría acelerar la aprobación de las leyes.

En tanto, Marcelo Schilling tiene una opinión similar a la de Díaz en el sentido que la propuesta del mandatario es populista, explicando que “reducir las dos cámaras y dejarlas como está actualmente “la verdad es que no cambia nada”.

“Seguimos con el mismo proceso legislativo de revisar dos cámaras el mismo proyecto de ley, hacer perder el tiempo, obligar a los diputados a contratar asesores, a los senadores a contratar asesores para que los mismos asesores vean la misma cosa, es decir, es la irracionalidad absoluta”.

También sostiene que si el Gobierno tiene la voluntad para llevar adelante reformas, entonces que tome este proyecto y les ponga urgencia para que sean discutidos.

“Si el Gobierno se pone -apoyando discutir el unicameralismo- contaría con los votos, pero si el Gobierno no cree en lo que dice, entonces no pasa nada”, precisó.

En cuanto a la cantidad de parlamentarios que debería contar una cámara en el Congreso, Schilling explica que eso sería tema de discusión, “pero el número de parlamentarios es indiferente, porque se puede llegar a 120, pero yo propongo una fórmula súper sencilla 120 elegidos en un solo distrito llamado Chile y cada partido elige tanto como porcentaje de la votación tengan”.

El oficialismo se opone y respalda disminución de parlamentarios

Por su parte, el oficialismo se encuentra empeñado en defender la postura del Gobierno y apoya la reducción del número de legisladores, dejando de lado la idea de algunos parlamentarios que el Parlamento tenga solamente una cámara.

Para la senadora UDI, Ena von Baer, la propuesta de unicameralismo es mala porque, actualmente “es un valor tener dos cámaras en el Congreso porque hay una cámara más política y una cámara de representación nacional, pero además los dos trámites mejoran la calidad de la ley”.

Explicó que siempre ha estado en desacuerdo con el distritaje que se hizo en el Gobierno de Michelle Bachelet, debido a que “para no tener problema con sus propios parlamentarios lo que hizo el exministro (Rodrigo) Peñailillo fue simplemente tomar distritos de diputados y juntarlos en un solo distrito mucho más grande y el efecto que produjo fue alejar a los diputados de las localidades más pequeñas”.

Von Baer dijo que al reducir la cantidad de parlamentarios se evita que se tengan legisladores que fueron electos con menos del 1% de los sufragios y “ese es el punto que estamos haciendo que para mejorar la representación que tenemos en el Congreso disminuyamos el número de parlamentarios”.

A su vez, el senador de RN, Manuel José Ossandón, reafirmó su compromiso de apoyar la reducción de diputados y senadores como también la idea de poner límite a la reelección planteada por Piñera en su cuenta pública.

“Sistemas políticos hechos a la medida nos tiene a la clase política con un desprestigio abismante. Creo que hay que enterrar la silla musical y a mí me gusta que el parlamento tenga dos cámaras, porque el sistema democrático se afirma y el debate es mucho más profundo, más completo”, arguyó.

En cuanto a la demora que existe en la aprobación de leyes, Ossandón sostuvo que eso era “porque muchas veces se posterga por intereses políticos y lo que tenemos que trabajar es por el bien común”.


recomendados

comenta esta noticia