11/06/2019

Las 5 reglas que debes seguir antes de comer en la calle

Las 5 reglas que debes seguir antes de comer en la calle

Si quieres comer bien y barato al viajar, esto es lo que debes hacer primero.


La comida callejera ofrece la experiencia más autentica de la cocina de un lugar pero, nunca falta la persona que termina con dolor de estómago y atrapado en el baño por el resto del viaje por no ser cuidadoso con lo que comen, o por no seguir sus instintos cuando algo no huele bien.

La comida de la calle no es peligrosa, pero, si no estás acostumbrado a ella, o eres de los que se ponen mal por todo, hay algunas cuantas reglas básicas que deberías seguir antes de dar la primera mordida.

Investiga, investiga, investiga

Dicen que el conocimiento es poder y esto también aplica con la comida callejera. Antes de viajar, investiga que es lo que debes comer, busca que es lo que más se come en la zona que vas a visitar, los ingredientes locales y los platillos icónicos, esto te va a dar una idea del tipo de comida que debes buscar y que ingredientes son más seguros .

Quédate en la fila

La señal internacional de “esta comida es buena” es una larga fila de personas esperando por probarla. Tal vez crees que hacer la fila no vale la pena, pero, si tantas personas están ahí, es porque hay algo bueno en ese puesto, además, es muy probable que ese sea un lugar seguro para comer, nadie haría fila por unas brochetas de pollo con un acompañante de intoxicación y salmonela. Filas largas significa también que la comida no se queda ahí mucho tiempo, así que no pasa tanto tiempo en el sol y acumula menos bacterias.

Come cuando los locales comen

La hora en la que comes también es importante. Cuando estás de vacaciones, no sigues un horario de comidas normal, pero es importante intentar ajustarte al horario de comidas de los locales, a esa hora, los platos van a ser más frescos (seguro acaban de prepararlos) y te aseguras de que nada lleve mucho tiempo esperando en la vitrina. Además, puedes encontrar los mejores lugares siguiendo a los locales hambrientos.

Si el agua no es segura, las ensaladas tampoco

Muchas personas se preocupan por el agua del lugar, se enfocan en jamás tomar agua que no venga de una botella sellada, pero se les olvida que alguna también se usa de otras maneras, por ejemplo, las ensaladas y frutas que te comes en el desayuno fueron lavadas con agua local, lo que significa que no deberías estar comiendo nada crudo, en especial las ensaladas, que suelen ser lavadas con agua de la llave.

Confía en tu instinto

Si algo te parece sospechoso, lo mejor es no probarlo. La comida callejera no es igual en todo el mundo y que no te hayas enfermado en un lugar no significa que nunca te vaya a pasar, por eso es importante poner atención y confiar en tus sentidos, si algo huele mal o se ve sospechoso, confía en tu primera impresión y mejor sigue caminando.

Fuente: GQ


recomendados

comenta esta noticia