19/06/2019

Gobierno rechaza uso de molotov en el IN y grupos de DDHH se oponen al ingreso de Carabineros

Gobierno rechaza uso de molotov en el IN y grupos de DDHH se oponen al ingreso de Carabineros

Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con la comunidad estudiantil, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, decidió adelantar las vacaciones a contar de este jueves.


Los serios incidentes ocurridos en la mañana de esta jornada en el Instituto Nacional, en donde un estudiante resultó con quemaduras tras intentar lanzar una bomba molotov a Carabineros, motivó la reacción del Gobierno que rechazó el violento accionar de encapuchados al interior del icónico establecimiento educacional. Sin embargo, organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional Chile condenaron el ingreso de Fuerzas Especiales en momento en que se hacían clases.

Luego de los hechos, el alcalde de Santiago, el RN, Felipe Alessandri, NO PUDO lograr un acuerdo con la comunidad estudiantil y sin piso para negociar optó por adelantar las vacaciones e inverno para este establecimiento educacional.

Incluso calificó como “terroristas” a quienes lanzaron las bombas incendiarias, indicando que “estaban causando el terror al interior del establecimiento”, por lo que decidió que desde “mañana están de vacaciones”.

Al mismo tiempo, respaldó el accionar de Carabineros al ingresar al IN, argumentando que “ellos estaban persiguiendo a un delincuente que estaba lanzando bombas molotov”, y defendiendo a las FFEE de la policía uniformada aseguró que “no se lanzó ninguna bomba lacrimógena a las salas”.

Gobierno rechaza la violencia de jóvenes

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, lamentó que un muchacho resultara lesionado producto de la manipulación de una molotov, pero dijo que “tenemos que preguntarnos  y la pregunta que tenemos que hacernos es cómo es posible, hasta cuándo seguimos con jóvenes que son estudiantes o no estudiantes que al interior del Instituto Nacional preparan bombas molotov para tirarlas a la calle, ahí está el verdadero problema, que haya un grupo de jóvenes violentistas, extremistas que están realmente causándole un daño tremendo al Instituto Nacional”.

En ese sentido, precisó que las respuestas a las demandas de la comunidad estudiantil han sido respondidas, por lo que descartó que este sea un problema político y llamó a no confundir las cosas “los problemas políticos se solucionan a través, como es en democracia, con diálogo y conversación no con violencia, no con bombas molotov, no con bombas incendiarias, eso no es parte de la democracia y no es parte de la política”.

A su vez, la vocera Cecilia Pérez, también tuvo buenos deseos de recuperación del joven lesionado, pero también se preguntó respecto a las razones por las que “un alumno del Instituto Nacional tiene que ampararse en la violencia, tiene que buscar la destrucción de su propio recinto estudiantil y también provocando con eso, sin duda y eventualmente, lastimar a compañeros o apoderados, no se condice con la voluntad de diálogo que ha tenido la Intendencia de la Región Metropolitana, las autoridades del IN y también el alcalde de Santiago”.

Amnistía Internacional rechaza ingreso de FF.EE. al establecimiento educacional

En tanto, Amnistía Internacional Chile expresó preocupación por los hechos ocurrido en el IN con el ingreso de Fuerzas Especiales de Carabineros al centro educacional, por lo que solicitaron a la institución policial, Ministerio del Interior, Ministerio de Educación y al alcalde Alessandri a realizar una investigación.

A través de un posteo en su cuenta en Twitter, el directora ejecutiva del organismo, Ana Piquer, señala que las imágenes que circulan en las redes sociales y donde muestran a funcionarios policiales lanzando gases lacrimógenos “cuando estudiantes participaban de sus clases habituales son extremadamente preocupantes y se suman a múltiples denuncias de uso excesivo de la fuerza por parte de Carabineros en dicho liceo”.

En tal sentido, instan a aclarar quién ordenó y autorizó el ingreso de Fuerzas Especiales “altamente armados al recinto. El uso de la fuerza debe ser el mínimo necesario para conseguir un objetivo, siempre que sea legítimo, y no puede afectar de manera indiscriminada a quienes se encuentran en el lugar, menos su se trata de menores de edad que están al interior de un recinto educacional”.

Además, mencionan que “el uso de gases lacrimógenos nunca puede hacerse en espacios cerrados. Estos hechos graves deben ser debidamente investigados”.


recomendados

comenta esta noticia