08/07/2019

Con insultos, lanzamiento de objetos y escupitajos recibieron a diputados en el Instituto Nacional

Con insultos, lanzamiento de objetos y escupitajos recibieron a diputados en el Instituto Nacional

Los afectados fueron María José Hoffmann (UDI) que recibió una patada de un apoderado, Diego Schalper (RN) a quien le lanzaron café y un escupo, Sebastián Torrealba (RN) y Jaime Bellolio (UDI) quienes fueron insultadas por los apoderados.


Los diputados miembros de la Comisión de Educación realizaron este lunes una polémica visita al Instituto Nacional para conocer la situación del establecimiento educacional, cuyos alumnos retornaron a clases hoy tras dos semanas de vacaciones de invierno que fueron adelantadas por las violentas movilizaciones que llevan a cabo los estudiantes.

Hasta el recinto llegaron cerca del mediodía los parlamentarios Camila Rojas, María José Hoffmann, Gonzalo Winter, Diego Schalper, Luis Pardo, Sebastián Torrealba y Jaime Bellolio, quienes ante de su ingreso indicaron que la visita era para conocer sobre la infraestructura del local y si estaban funcionando como requerían los alumnos.

Sin embargo, el ingreso de los parlamentarios fue caótico, puesto que el diputado RN, Sebastián Torrealba, tuvo un intercambio de palabras con algunos apoderados que rechazan las medidas adoptadas por el Gobierno, como es la aplicación de la Ley Aula Segura, y del sostenedor y alcalde de Santiago, Felipe Alessandri.

La cita a la prensa estaba anunciada por Arturo Prat 33, por lo que Torrealba llegó hasta ese lugar sosteniendo un encuentro con algunos apoderados que se encontraban en el lugar. Hasta ese momento la discusión fue amena, pero luego fue subiendo de tono hasta que varios padres de estudiantes comenzaron a seguirlo mientras caminaba hasta calle San Diego.

Fascista”, “derechista”, “es un soldado que responde a sus líderes”, “facho culiao” y “derechista que justifica la violencia de carabineros”, fueron algunos de los epítetos que el parlamentario de derecha tuvo que recibir en su andar.

En tanto, fuera del Instituto Nacional, por calle San Diego, estaban los diputados Diego Schalper (RN), María José Hoffmann (UDI) y Jaime Bellolio (UDI), además de Torrealba, quienes se referían a su visita al establecimiento.

En esos momentos, un grupo de padres y apoderados comenzó a increparlos duramente, ingresando rápidamente al colegio, donde al entrar recibieron patadas (como le ocurrió a Hoffmann), algunos empujones, una taza de café (en el caso de Sharper) y escupitajos.

Mientras los parlamentarios realizaban su inspección dentro del Instituto Nacional, afuera los padres y apoderados se trenzaban en una discusión, unos defendiendo a los estudiantes del ingreso de Carabineros al colegio y otros que reclamaban el regreso a las clases y cese de la violencia de parte de los estudiantes.

Nuestros hijos merecen dignidad y ustedes no apelan a la dignidad de nuestros hijos. Ellos tienen que estudiar en excelentes condiciones”, vociferaba una apoderada que reclamaba por las malas condiciones en que se encuentra el establecimiento y por la violencia de Fuerzas Especiales a través del lanzamiento de bombas lacrimógenas.

Afortunadamente la situación no pasó a mayores y luego comenzaron a conversar más civilizadamente, intercambiando opiniones respecto a los temas que a ellos les importa.

Sin embargo, a la salida de la inspección ocular de los diputados, nuevamente Torrealba fue increpado por algunos apoderados al momento en que conversaba con la prensa sobre la revisión a la infraestructura del Instituto Nacional.

Justo cuando hablaba de que su deseo era que se bajara la violencia en el colegio, los apoderados lo comenzaron a perseguir y gritar fuertes epítetos como “facho de mierda”, “lárgate de aquí”, “qué saben ustedes si no estudiaron en colegios públicos”, entre otros.

Luego le tocó el turno a Bellolio, quien intentó dialogar con los padres y apoderados, pero fue en vano, puesto que una vez más fueron los improperios los que ganaron a la razón.

Gritos como “fuera los fachos”, “trabaja que para eso te paga el pueblo”, “que renuncie Cubillos”, “su gobierno está destruyendo la educación pública”, ante lo cual tuvo que salir del lugar fuertemente escoltado por FF.EE. que lo acompañaron por la Alameda.

También hay que consignar que durante la mañana los alumnos y apoderados hicieron una cadena rodeando al colegio como muestra de terminar con la violencia dentro y fuera del establecimiento en completa normalidad. Sin embargo, un grupo de estudiantes, posteriormente, lanzaron bombas molotov en contra de carabineros apostados en San Diego con Alonso Ovalle, sin que las cosas pasaran a mayores.

Por su parte, la ministra de Educación, Marcela Cubillos, dijo que todos esperan que el Instituto Nacional vuelva a funcionar normalmente y quienes son responsables de eso es la propia comunidad educativa.

Sobre los hechos de violencia ocurridos en la mañana, la titular del Mineduc destacó que “fueron los propios apoderados los que trataron de evitar que esto creciera”.

En cuanto al alcalde Felipe Alessandri, Cubillos dijo que “fue el alcalde el que ha hecho todo lo posible por recuperar la normalidad del Instituto Nacional y por enfrentar la violencia”.

 


recomendados

comenta esta noticia