08/07/2019

Disidencia del PS le exige a Elizalde asumir las derrotas: “Los responsables de tamaños fracasos asuman su responsabilidad política”

Disidencia del PS le exige a Elizalde asumir las derrotas: “Los responsables de tamaños fracasos asuman su responsabilidad política”

“El CC entrante recibe un Partido de escasa relevancia en la vida nacional, que aplastó el mecanismo de primarias, que dilapidó a sus propios liderazgos, que fracturó a la coalición actualmente opositora, que fue derrotado en las elecciones presidenciales y franqueo la puerta a un gobierno de derecha”, señala un documento al que tuvo acceso Infogate.


La crisis al interior del Partido Socialista está lejos de terminar y es que tras las cuestionadas elecciones y el reportaje que daba cuenta de la vinculación de militantes con personajes ligados al narcotráfico, la disidencia encabezada por la diputada Maya Fernández critica al reelecto presidente Álvaro Elizalde, anunciando también un despliegue por todo el país para invitar a “politizar” el debate dentro de la colectividad , además de denunciar los problemas de la cuestionada mesa y en un desesperado intento por evitar el fraccionamiento que terminaría por hundir al PS y marginarlo por ejemplo de municipios y gobiernos regionales.

Por ello, este quiebre a meses de iniciarse la campaña municipal y de gobernadores, podría significarle el colapso del principal partido de la oposición y marginarlo de la presidencial.

En un documento interno al que tuvo acceso INFOGATE.CL, la lista Recuperación y Cambio Socialista señala que lo ocurrido en el Comité Central fue “triste para el Partido Socialista de Chile”, puesto que luego de un “proceso electoral plagado de irregularidades, ineptitudes, reglas no respetadas y tras desplegar ingentes esfuerzos para que imperara el estado de derecho en el PS, finalmente y después de más de un mes de realizada la elección, logramos saber que candidatas y candidatos fueron electas y electos como miembros del Comité Central”.

“Desde la misma noche de las elecciones el pasado 26 de mayo y basados en nuestro recuento de votos, reconocimos el triunfo de la lista oficialista e informamos acerca de la primera mayoría individual nacional obtenida por nuestra abanderada Maya Fernández, hecho que infantilmente el Tribunal Supremo se negaba a reconocer, al no publicar en la resolución oficial a los candidatos con su respectiva votación”, agregan.

Luego que se conociera la nómina de electos, “solicitamos que se abriera un profundo y productivo debate político, toda vez que el CC entrante recibe un Partido de escasa relevancia en la vida nacional, que aplastó el mecanismo de primarias, que dilapidó a sus propios liderazgos, que fracturó a la coalición actualmente opositora, que fue derrotado en las elecciones presidenciales y franqueo la puerta a un gobierno de derecha”.

Y añaden que “esos datos por sí solos son suficiente para exigir que los responsables de tamaños fracasos asuman su responsabilidad política”.

La disidencia también acusa que nos les permitieron debatir sobre la crisis que atraviesa el partido y “con un apego absurdo a la letra del estatuto, se nos señaló que sólo cabía presentar nombres de candidatos a la presidencia del Partido”.

EN ese sentido, precisan que una mesa de consenso “hubiese reducido significativamente la crisis y despejado las turbulencias en que está inmerso el PS”.

Lea el documento completo: Informe miembros Comité Central LMF

Velozo, Insulza, amiguitos & Cía

También acusan que el presidente del Tribunal Supremo, Pablo Velozo, no aceptó la intervención de ninguno de los miembros para iniciar un debate, pero sí se lo entregó al senador José Miguel Insulza como “representante del oficialismo”.

Sobre su abandono de la sala, la disidencia explica que al momento de votar por el candidato presentado en el momento, momento en el cual los miembros del Comité Central que apoyaron a Fernández decidieron salir del salón.

“Nuestro abandono de la sesión, no del Comité Central, responde a nuestra firme voluntad de no hacernos parte ni legitimar las decisiones que tomará una dirección que se reelige y que ha gobernado el partido de la misma forma que hicieron hoy en el Pleno; aplastando y acallando a la disidencia, negando toda posibilidad de debate político, eludiendo la investigación de las irregularidades, rechazando la auditoria al uso de los recursos del Partido”, señalan.

Asimismo, advierten que “las amenazas absurdas y divisionistas de aquellos que han intentado sacarnos del Partido fracasarán. Concurrimos a constituir el Comité Central, pero mañana, tal como lo hicimos hoy, no avalaremos ni participaremos de encuentros meramente formales donde el debate político increíblemente está ausente”.

“La mayoría puede gobernar formalmente el Partido y por ahora tiene los votos para hacerlo. Estamos seguros que su inoperancia política y orgánica y su negligencia frente a las graves acusaciones que agobian a nuestro Partido, quedarán aún más al descubierto conforme pasen los meses”, sentencian.

“Ciertamente no seremos aval de esas conductas. Por el contrario, nuestra acción vigilante se encaminará a que el Partido y su estructura orgánica cobren vida y que en el ámbito local seamos un legítimo instrumento al servicio de los trabajadores y el mundo popular”, sostienen.

Guerra sin cuartel

Por tal motivo, anunciaron que se articularán y se desplegarán por todo el país para “dialogar con nuestra militancia y debatir políticamente”.

“También haremos conciencia de la grave crisis que vivimos, para informar de las razones profundas de ella, para entregar argumentos y hechos que fundamentan nuestras críticas, para entregar un mensaje de esperanza y de futuro para el Partido”, agregan.

En ese sentido, Fernández dijo que era necesario un debate politizado, debido a que “la despolitización de la vida partidaria es un hecho palpable que se observa y vive en un conjunto de cotidianeidades, y también en las omisiones de decisiones políticas de mayor envergadura”.

La diputada sostiene que “cuando hablo de despolitización me refiero a la perdida de la capacidad para cuestionarse y criticar el orden social y político existente. La politización consiste en establecer un horizonte de transformación de la sociedad, para lo cual debemos establecer una estrategia de acción política y luchar para lograrlo. Mi invitación es a politizar al Partido Socialista”.

“Para que vuelva la política al Partido tiene que terminarse con la lógica de los militantes-ficha. Pertenecer al Partido tiene que tener un valor para los militantes, el clientelismo lo único que hace es desvalorizar la participación del militante y le entrega poder a aquellos que les conviene que el partido este despolitizado”, afirma.

Incluso apunta a más, puesto que asegura que “el Partido se ha mantenido ausente de los grandes temas del debate nacional desde que gobierna la derecha. Por eso estimo que no ha sido un aporte en la construcción de la unidad de las fuerzas progresistas. Se necesita una conducción partidaria que mire a la sociedad y los problemas de las personas, que supere la lógica de conducción centrada en el internismo que no hace más que condenar al socialismo a la irrelevancia en el debate nacional”.

Clientelismo nefasto

“La práctica del clientelismo ha ido ahogando a los militantes. Ha llevado al Partido a que vaya perdiendo su sentido de instrumento de lucha social. Es por ello que nuestra ausencia crónica en los movimientos sociales, pareciera no producirnos un mayor cuestionamiento. A la lógica política clientelar no le interesan las luchas sociales, no le importa resistir a un gobierno de derecha como tampoco le importa crear una alternativa al modelo neoliberal imperante. Solo a los militantes les importa”, explica.

“La fuerza del clientelismo esta en distorsionar y reducir la voluntad democrática de los legítimos militantes en todos los niveles de la estructura partidaria.
Solo los militantes podemos recuperar al Partido de esta situación. Debemos volver a dar el debate que se dio a principios de los años noventa, sobre si para ser militante basta con afiliarse. Creo que esto es crucial para enfrentar el clientelismo”, añadió.

A su vez, el diputado Marcelo Schilling apuntó sus dardos al TS de la colectividad, debido a que “aplicó normas “líquidas”, cambió los criterios reglamentarios y estatutarios en el curso del proceso como quiso y, a pesar de todo eso, se reconoció un resultado que se expresó en la reunión de ahora”.


recomendados

comenta esta noticia