18/07/2019

Molestia e indignación causa nuevos cortes de agua por parte de Essal en Osorno

Molestia e indignación causa nuevos cortes de agua por parte de Essal en Osorno

El enojo ciudadano apunta al intendente regional, a las autoridades locales, al Gobierno y a la sanitaria, pidiendo que se caduque la concesión que tiene en la zona para surtir del vital elemento a los osorninos.


Indignación y molestia en contra del intendente Harry Jürgensen, el Gobierno y, principalmente, contra Essal, han provocado en los osorninos los nuevos cortes del suministro de agua potable luego del anuncio que hiciera el Presidente Sebastián Piñera que ayer miércoles se repondría el servicio tras seis días de mantenerse sin el vital elemento.

Ayer fue un día lleno de contradicciones, puesto que la visita del mandatario a la región de Los Lagos buscaba aminorar el enojo ciudadano con la puesta en marcha de los estanques para la reposición del servicio. Incluso, el propio jefe de Estado en una conferencia apuntó a la empresa como responsable y garantizó que el problema ya había sido solucionado y que la población podía beber agua sin problemas para la salud.

Sin embargo, la propia sanitaria, horas después, anunciaba que iniciarían nuevos cortes sectorizados en Osorno y llamaban a la ciudadanía a tener cuidado con beber el líquido, el cual algunos clientes denunciaron que tenía mucho olor a cloro.

La molestia entre los osorninos crecía y los dardos iban en dirección al intendente, a quien lo quieren ver fuera del cargo por lo que consideran un retraso en su actuar e inoperancia. El propio Jürgensen, en la tarde, hizo un mea culpa por la tardía reacción que tuvieron como autoridades regionales para enfrentar la delicada situación.

Pero la gota que rebasó el vaso fue el anunció hecho, muy en la tarde, el gerente general de Essal, Gustavo Gómez, quien nuevamente anunció un corte de agua para las 22 horas y su reposición a las 05:00 horas de la madrugada de hoy, lo cual volvió a reanimar la molestia entre la ciudadanía, quienes argumentaban que esto era una “tomadura de pelo”.

Incluso más, fue el ejecutivo quien apuntó el problema al alto consumo de agua luego de la reposición del servicio durante la mañana, lo cual no permitió que los estanques se llenaran a su máxima capacidad al igual que sus recipientes de emergencia.

Otra molestia que se produjo durante la jornada de ayer fue la visita del mandatario a Osorno, lo cual fue visto como un oportunismo al llegar a la zona solamente para “dar la llave” a la reposición del servicio. A esto se suma el viaje que anunció que realizaría, en forma particular, a Estados Unidos para participar en un seminario organizado por Google.

Sin embargo, este viaje fue suspendido por el mandatario luego que se conocieran los nuevos cortes del suministro de agua potable en Osorno. “Dado lo que ha ocurrido en Osorno y para asegurar que esta situación se solucione a la máxima brevedad y para acelerar también una profunda revisión de los protocolos o instalaciones y procedimientos de las empresas sanitarias, he decidido quedarme en Chile, de forma tal de poder estar personalmente dirigiendo todas estas gestiones“, explicó.

Y añadió que la situación en la sureña ciudad es “inexcusable”, cuestionando el funcionamiento de la empresa sanitaria, acusándola de come


recomendados

comenta esta noticia