09/08/2019

Proyecto 40 horas provoca quiebre al interior de Chile Vamos y se cuestiona al Gobierno por perder “sintonía fina” con la ciudadanía

Proyecto 40 horas provoca quiebre al interior de Chile Vamos y se cuestiona al Gobierno por perder “sintonía fina” con la ciudadanía

Nadie esperaba que la iniciativa de Camila Vallejo podría causar tal descalabro al interior del oficialismo y serviría de cuña para separar a parlamentarios del conglomerado gobernante, pero lo cierto es que por primera vez se ha visto que un proyecto del PC puede aglutinar a legisladores de RN a su lado.


El proyecto de 40 horas presentado por la diputada del PC, Camila Vallejo, tiene el Gobierno y a Chile Vamos con los pelos de punta, puesto que muchos parlamentarios del conglomerado oficialista se han sumado al respaldo a la iniciativa en desmedro del que ha promocionado el Ejecutivo. Incluso, ayer jueves La Moneda sintió el golpe y reaccionó anunciando suma urgencia para la flexibilidad y una indicación para una jornada de 41 horas.

Al parecer, el esquema comunicacional del Gobierno no surtió efecto con el anunció del proyecto de flexibilización laboral a pesar que varios ministros y parlamentarios han servido de cámara de resonancia para un mismo discurso respecto a que la iniciativa beneficiará a los trabajadores sin perder calidad laboral.

Sin embargo, la idea del PC y que ya ha recibido un apoyo transversal de la oposición, ha tenido más respaldo de la ciudadanía, lo cual ha redundado en que un 74% de las personas es partidaria de una reducción laboral a 40 horas, de acuerdo a lo que señaló la última encuesta Cadem.

A pesar de la insistente batalla comunicacional del Ejecutivo, el proyecto oficialista ha ido perdiendo fuerza y es por ese motivo que el propio ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, rodeado de parlamentarios de Chile Vamos, dio a conocer en La Moneda que se colocará suma urgencia a la flexibilidad laboral y se agregará una indicación para la jornada laboral que permita establecer una de 41 horas.

Sin embargo, esta nueva “jugada” tampoco repercutió fuertemente en el oficialismo, puesto que varios parlamentarios han expresado su apoyo a la iniciativa de Vallejo y cuestionan al Gobierno al considerar que “perdió la sintonía fina” con la ciudadanía.

Mi Gobierno ha perdido sintonía fina con la ciudadanía . No hay que tener miedo de cruzar la frontera a la hora de conseguir una mejor calidad de vida para los chilenos”, dijo el diputado Gonzalo Fuenzalida (RN), quien llamó al Ejecutivo a conversar con la oposición en el marco del debate sobre rebaja de jornada laboral.

En ese sentido, explicó que “hay buenas ideas en la izquierda y buenas ideas en la derecha, pero tenemos que trabajar por el país, y hoy nuestro país nos pide productividad laboral pero también nos pide tiempo con nuestros hijos, con nuestras familias y amigos”.

La verdad es que cuando una persona sale a las 06:00 AM y vuelve a las 21:00 es bastante difícil que esos hijos crezcan entendiendo lo que es el apego, el valor de la familia. Debemos ser capaces de conciliar la productividad laboral, la eficiencia en el trabajo, pero también el tiempo para nuestra familia”, expresó

El mensaje de Fuenzalida fue fuerte y claro, ya que “junto a otros parlamentarios de RN apoyamos el proyecto de acuerdo de la diputada Vallejos hace un mes y medio atrás que planteaba el tema de las 40 horas y ahora si llega a la sala también lo vamos a apoyar”.

Por lo anterior, anunció que otros parlamentarios de RN se sumarían a la iniciativa de la parlamentaria del Frente Amplio.

A lo anterior también se suman el senador Manuel José Ossandón y su hermana, la diputada Ximena Ossandón, quienes también han expresado su beneplácito a dejar de lado las ideologías y centrarse en el beneficio de los trabajadores.

El senador escribió en su cuenta en Twitter que “nuestro bloque desprecia el proyecto  #40horas sólo por ideología de su creadora @camila_vallejo Junto a @nonaossandon preferimos tomar su espíritu, pensar en la familia, en los vulnerables que dan su vida en traslados y trabajo. Gob debe sentarse con ella, adaptar y flexibilizar”.

Incluso en declaraciones de hoy a radio Concierto menciona que “esto se ha transformado en una discusión estúpida y mediática”, llamando a su vez a “juntar los dos proyectos y hacer uno mejor”.

En ese sentido, también criticó al Gobierno al señalar que “es errático como ha actuado”, insistiendo en que “no lo puedes descalificar (el proyecto de 40 horas) porque es del Partido Comunista”.

Y arremetió con que “una cosa suma la otra. Esta ideologización absoluta de los buenos y los malos, los blancos y los negros, no funciona”.

A su vez, la diputada posteó que “Detrás del proyecto de modernización laboral o el de #40horas hay un componente de productividad más humanitario. El llamado a mi sector es a correr riesgos y entender que no todo es ganancia y que el tiempo en familia  sí es un componente de gran relevancia”.

Además, en radio Duna señaló que los dos proyectos que están en la palestra “son compatibles y se podrían mejorar muchísimos. Para mi el proyecto de Camila es un poco estricto, rígido”.


recomendados

comenta esta noticia