02/09/2019

La vergonzosa actuación del oficialismo para impedir el debate del proyecto 40 horas

La vergonzosa actuación del oficialismo para impedir el debate del proyecto 40 horas

La acalorada discusión sobre el reglamento y la constitucionalidad de la iniciativa se dio en el principio de la sesión, varios diputados del oficialismo como Patricio Melero (UDI), Guillermo Ramírez (UDI), Alejandro Santana (RN) y Frank Sauerbaum (RN) buscaron la forma de retrasarlo.


Pasadas las 14:30 horas de este lunes se inició el debate del proyecto de reducción laboral de 40 horas en la comisión del Trabajo de la Cámara, impulsada por una bancada transversal de diputados, pero el inició se demoró más de la cuenta por la vergonzosa actuación de los parlamentarios del oficialismo, quienes comenzaron a dilatar la discusión usando distintos subterfugios para evitar la votación.

La acalorada discusión sobre el reglamento y la constitucionalidad de la iniciativa se dio en el principio de la sesión, varios diputados del oficialismo como Patricio Melero (UDI), Guillermo Ramírez (UDI), Alejandro Santana (RN) y Frank Sauerbaum (RN) buscaron la forma de retrasarlo.

Incluso Ramírez pidió la palabra para hacer reserva de constitucionalidad para posteriormente Santana pedir intervenir para hacer lo mismo en otro artículo. Sin embargo, Melero anunció que haría lo mismo cuando se inicie la discusión en particular de cada una de las indicaciones que la oposición ingresó.

En cuanto al punto hecho por el diputado Ramírez señaló que este tipo de iniciativas son de exclusiva prorrogativa presidencial, debido a que involucra recursos del Estado.

Sin embargo, el secretario de la instancia legislativa, Pedro Muga, zanjó el tema a través de un informe de la secretaría general de la Cámara, el cual establece que sí se puede realizar la sesión puesto que los otros proyectos que tiene la comisión el Gobierno no renovó las urgencias y el plazo estaba vencido, por lo que la iniciativa de 40 horas efectivamente puede ser abordada.

A pesar que el tema ya había sido aclarado, un nuevo ardid fue usado por los diputados del Gobierno, pidiendo que se leyera el informe de la Dirección de Presupuesto que señala que se produciría un gasto fiscal, lo cual también fue rechazado por los parlamentarios opositores.

Una vez superado todo el impasse, el ministro tomó la palabra para comenzar su exposición, sin antes volver a demorar el debate poniendo sobre el tapete el hecho que le quedarían solamente 30 minutos para hablar, lo cual fue revertido por la presidenta de la instancia Gael Yeomans que señaló que se podía prorrogar la reunión y continuar con la otra sesión que está programada para el mismo tema.


recomendados

comenta esta noticia