08/09/2019

Ministra Cubillos arremete comunicacionalmente para decir que la acusación constitucional se funda en “argumentos falsos”

Ministra Cubillos arremete comunicacionalmente para decir que la acusación constitucional se funda en “argumentos falsos”

“Por una parte, hay un afán en no ver o aceptar que esta Constitución nos permite tener diferencias políticas al minuto de gobernar y, en segundo lugar, hay un afán por restringir nuestro derecho a gobernar, Más que acusar, se busca censurar”, señala la titular del Mineduc.


La ministra de Educación, Marcela Cubillos, inició la semana pasada una arremetida comunicacional destinada a desestimar y desvirtuar la acusación constitucional que el Partido Socialista ingresó en el Congreso y para esto la secretaria de Estado visitó cuanto medio de prensa puede para poner en la mesa su postura, afirmando que el líbelo opositor busca causar daño al Gobierno y censurarla por las políticas que desarrolla su cartera.

Esta vez fue El Mercurio el medio usado por Cubillos para golpear a la oposición y ningunear la acusación que pesa en su contra, indicando que existe un “afán por restringir nuestro derecho a gobernar, Más que acusar, se busca censurar”.

En la entrevista, la ministra insiste respecto a que las eventuales infracciones a la ley que mencionan los diputados opositores son erróneas, confiando en que “la tramitación dejará en evidencia que no existen”.

Por una parte, hay un afán en no ver o aceptar que esta Constitución nos permite tener diferencias políticas al minuto de gobernar y, en segundo lugar, hay un afán por restringir nuestro derecho a gobernar, Más que acusar, se busca censurar”, insiste.

En cuanto a la posición del PS para acusarla, Cubillos dijo desconocer los motivos sin confirmar ni descartar la postura hecha por la vocera Cecilia Pérez en torno a que la acusación era ocultar los posibles nexos entre militantes de la colectividad con el narcotráfico y que derivó en un bloqueo legislativo de parte de la oposición en el Congreso, impidiendo que asesores y subsecretarios estén presentes en las distintas comisiones.

¿Cuáles son los intereses? No tengo idea. Algunos hablan de temas internos del PS o de temas electorales. Otros hablan de que hemos auditado lo que heredamos en materia de educación pública, lo que, por supuesto, vamos a seguir haciendo. Cuando no hay argumento jurídico, por supuesto que hay espacio para que surjan todo tipo de especulaciones. Lo que dijo la ministra Pérez no fue nada distinto de lo que habían dicho muchos dirigentes del PS antes, y lo plantearon de manera mucho más grave, e incluso después de la ministra Pérez”, explicó la titular del Mineduc.

En otra parte de la entrevista, la ministra Cubillos arremete en contra del PS, mencionando que “el PS no puede pretender que esas diferencias políticas legítimas sean una infracción a la Constitución o la ley; o como escuché hace algunos días a un diputado, que el problema no era que yo no ejecutara la ley, sino que no la ejecutara con la suficiente convicción”.

Respecto a que se le acusa de inejecución presupuestaria, la titular del Mineduc sostiene que “cuando uno dice que esta acusación se basa en hechos falsos y que no tiene fundamentos jurídicos, el capítulo de la subejecución presupuestaria es un símbolo”.

Se me acusa el 5 de septiembre de subejecución presupuestaria de un ejercicio presupuestario que aún no termina y se me acusa con datos de mayo. Me imagino que ahora, quizás después de estas declaraciones, actualizarán el capítulo”, argumentó.

E insiste en que “nunca la subejecución presupuestaria, que además no existe, ha sido una causal de infracción a la Constitución ni a la ley. Es parte de la gestión de un ministerio. Nuestra única obligación legal es ir informando al Congreso conforme se exige de nuestra ejecución presupuestaria y eso está también en tiempo y forma”.

Cubillos también hace hincapié en el capítulo V en cuanto a que las educadoras diferenciales no tienen un bono que debería haber decretado, indicando que “este capítulo es bien curioso, porque diputados acusan a un ministro por infracción a la ley cuando básicamente está cumpliendo la ley que los propios diputados aprobaron”.

Este capítulo es simplemente acusar a un ministro por no querer enviar un proyecto de ley que ellos consideran que se debería enviar”, sostuvo.


recomendados

comenta esta noticia