26/08/2019

Mi norte por el medio ambiente y nuestro futuro

Mi norte por el medio ambiente y nuestro futuro

Qué difícil es poder trasmitir las emociones y sentimientos que pasan por uno, hoy por hoy las ideas, sentimientos y emociones han sido reemplazas por nuestros sistemas tecnológicos de interacción humana, me preocupa lo que pasa con nuestro mundo, nuestro entorno, la falta de empatía y carisma entre nosotros, de ti, de mí de los […]


Qué difícil es poder trasmitir las emociones y sentimientos que pasan por uno, hoy por hoy las ideas, sentimientos y emociones han sido reemplazas por nuestros sistemas tecnológicos de interacción humana, me preocupa lo que pasa con nuestro mundo, nuestro entorno, la falta de empatía y carisma entre nosotros, de ti, de mí de los “humanos en general” la falta de capacidad de mirar a un futuro cercano.

Soy oriundo de una hermosa ciudad llamada Los Andes y habitante de la colapsada ciudad de Santiago, mi gran preocupación hoy a parte del bienestar de mi familia es lo que nos acontece con nuestro clima, ¿se han dado cuenta que estamos en invierno y no llueve? recuerdo mi infancia donde estaba días enteros aburrido en casa esperando que las lluvias pasaran para poder salir, recuerdo esos campos verdes en Los Andes con arcoíris rodeando las hermosos cerros, animales silvestres y ríos con abundante agua, canales, acequias y el hermoso sonido de los pájaros cantando la salida del sol luego de días de lluvia, lo digo y comento con nostalgia pues es solo parte del pasado, hoy el desierto avanza a toda velocidad hacia el sur de Chile aumentando las sequía y agudizando la crisis en los pequeños sectores agrícolas, ganaderos y pequeños pueblos urbanos, para estas fechas ya teníamos en nuestros suelos un 80% de agua provenientes de lluvias de todo el invierno, hoy estamos prácticamente en 0%, más preocupante aun es ver la falta de conciencia de todos nosotros, sabiendo y entendiendo estas condiciones aun no somos capaces de tomar medidas al respecto y preferimos hacer vista ciega y seguir viviendo como si fuera todo normal, es cosa de que llegue el verano para ponernos a llenar piscinas y juegos de agua de forma desmedida, pero ¿por qué? ¿Qué nos pasa? ¡Que necesitamos para poder reaccionar!

Me preocupa, me ocupa, me estresa y me sobrepasa el hecho de no ser escuchado, he gritado a todo pulmón, asistido a marchas, enviado cartas al congreso más de 10 veces, solicitado reuniones, hice una candidatura a diputado inclusive y todo lo posible para traspasar esta emoción sin lograr ser oído, nuestra gente y nuestros parlamentarios NO CREEN QUE PODAMOS TOCAR FONDO, pero ya estamos en él.

La sequía aumenta año tras año, sumado a la privatización del agua, el poco control de las mineras sobre este recurso, la falta de proyectos REALES y el poco intereses en reutilizar el agua harán que Chile en unos cuantos años más entre en un colapso económico, ambiental y una crisis hídrica grave, pero cuál es nuestro deber como personas y ciudadanos? ¿Debemos dejar que pase? ¿Debemos dejar esto en manos de nuestros políticos que son marionetas del sistema económico actual, llenos de ambición y con su poca o nula convicción de trabajos sociales a cargo? ¿Se entiende que el agua es el recurso universal par todo proceso en la tierra?

 

Nuestro sistema comercial, educacional, industrial etc. etc. depende del agua, imagínense que pasaría si quedásemos sin agua, el colapso seria traumático por decirlo de alguna forma y para la economía peor.

Cuanto me duele ver en noticiarios, diarios o cualquier medio de comunicación peleas, debates y gastos de energías por sus pequeñas rencillas políticas mientras que el tiempo avanza sin piedad para muchos, en vez de unirse y luchar por un solo fin siguen en esa senda de la discusión y empoderamiento ya casi ridículo de la política nacional.

No existe apuro ni prioridad sobre nuestro medio ambiente y eso nos convierte en un país de reacción y NO de prevención.

Debemos entender que las redes sociales hoy en día son potentes, muy potentes y podemos hacer mucho ruido con estas, pero darle importancia, me gusta o seguir una página ya no es suficiente, nuestra tarea es salir a la calle a gritar todos juntos por nuestro futuro y por el de nuestros hijos, por lo que se viene, debemos darnos cuenta y tomar conciencia REAL de lo que pasa, que no es un mañana es ahora, no esperar a que otros lo atiendan si no atenderlo nosotros, se han dado cuenta que no se ve nieve en la cordillera de los andes? ¿No les causa curiosidad el por qué? ¿Tengo muchos amigos que suben a pasear al embalse el yeso, habrán notado que tan bajo esta?

En Chile del 100% de las lluvias, el 90% llega al mar, se reutiliza el 0% y todo esto podría mejorar, pero ¿cómo? Exigiendo y obligando a nuestro sistema parlamentario a realizar LEYES REALES que apoyen esta noción, que dejen de lado el lucro y realmente se preocupen por su gente, como dato les cuento: EN CHILE SE OCUPAN 500 M3/SEG Y EL 80% DEL AGUA LO OCUPA LA AGRICULTURA, O SEA, 400 M3/SEG (FUENTE SNA) SI SOLO SACAMOS EL 10% UTILIZANDO TECNOLOGIA PARA EVITAR PERDIDAS RECUPERARIAMOS 40 M3/SEG PARA DESTINARLO A CONSUMO HUMANO, A RAZON DE 100 LT/DIA PARA 1 SER HUMANO TENEMOS AGUA DIARIA PARA 36.000.000 DE HABITANTES, O SEA 2 VECES CHILE…pero como esto no es rentable, no es PRACTICO, sumado a la crisis hídrica se viene la crisis de la basura, robotización laboral, falta de empleos, etc.

Es por todo esto que debemos exigir, gritar, y velar por nuestros derechos a futuro como ciudadanos, necesitamos CONCIENCIA SOCIAL, AMBIENTAL Y PARAR EL LUCRO POLITICO, ¡BASTA YA! Por nosotros, por nuestros hijos y por los que vienen…si nuestros padres y abuelos no tuvieron la visión nosotros SI, somos la generación encargada de frenar esto, ¿si no quien lo hará? No habrá una generación que pueda hacer algo.

¿Que nos queda? ¿Esperar que alguien haga algo mientras miramos? Creo que no, es hora de unir fuerzas, dejar de lado nuestras convicciones políticas y luchar por el bien de todos…somos solo 1 país para 18 millones de personas, hasta cuando todo será un negocio y un lucro? ¿Cuál es el tope y el precio final que estamos dispuestos a pagar?

Sobre el autor:

Constructor Civil

comenta esta noticia