Despidos V/S sueldos millonarios: la brecha sigue

0
413

En tiempos de transparencia aún sigue siendo un misterio el monto que el canal estatal, TVN, paga a sus rostros y figuras emblemáticas, generando persistentes críticas no solo al interior de la casa televisiva sino que en la opinión pública en general, más aún cuando en las últimas semanas se han conocido numerosos despidos. En este escenario, por ejemplo, sigue siendo un tema vedado el sueldo que recibe Karen Doggenweiler la esposa del ex candidato presidencial del PRO, Marco Enríquez Ominami.

A principios de julio, el canal de todos los chilenos, TVN (¿cabe alguna duda?) realizó una declaración pública cuya acción dejó a muchos sorprendidos y sin trabajo. Claro, debido a que el viernes 3 de julio, el canal desvinculó de sus labores a 52 trabajadores los cuales se desempeñaban en Prensa, Área Dramática, Producción, Marketing y Administración. Pero esto no pararía ahí. Según consigna la declaración de TVN, esta decisión se tomó por la “compleja situación financiera” que vive la TV abierta mundial y manifestó que era una “dolorosa decisión” hacer recorte de personal. Esto dejó abierta la especulación respecto a futuros despedido y la incertidumbre laboral se ha instalado al interior del edificio Bellavista 0990 y en los demás canales de televisión abierta.

La crisis de la TV abierta no es mentira y la caída viene en picada hace rato, tan solo hay que ver los despidos que realizó la BBC de Londres al achicar su mano de obra en 1.000 personas. La excusa -o más bien la causa- sería que la televisión digital y los canales pagados hacen innecesaria la TV abierta.

El miércoles 14 de este mes, TVN nuevamente mostró “sobres azules” a 40 trabajadores, todos en su mayoría del programa que conduce Claudia Conserva, “El menú”. Anteriormente el programa que no seguiría al aire sería “Esto no Tiene Nombre” reincorporando a parte del equipo restante a “El Informante”.

Pero esta crisis no solo se vive en el canal público, Mega también ha seguido esta ola de despidos. Desde noviembre de 2014 hasta la fecha ya van cerca de 100 “desvinculados”. Cristian Torres, presidente del sindicato, señala que es “raro, ya que el noticiero ha andado muy bien y el canal tiene alto rating, y ellos no tienen cómo justificar los despidos en un buen momento como este” tan solo aludiendo a que es por “necesidades de la empresa”.

El matinal con mayor rating, “Mucho Gusto” de Mega, también sufrió despidos -dos de ellos significativos-. Los periodistas Antonio Chiappe y Yerko Ávalos fueron desvinculados debido a la supuesta reestructuración del canal.

La suma es sencilla, alrededor de 200 personas, en ambos canales, ya no figuran en las listas y pasan a formar parte del desempleo nacional.

¿¡Alguien, por favor, quiere pensar en los rostros!?

El presidente del sindicato de prensa de TVN, el periodista Rodrigo Cid, señala que “gran parte de los trabajadores, en la mayoría de los casos, son el último eslabón de la cadena de producción.”

La crítica al interior de todos los canales de la televisión chilena se enfocan en los llamados “rostros” que ganan sueldos millonarios y que no siempre están transparentados, lo que aumenta el “mito urbano” de que las estrellas criollas ganan cifras multimillonarias, generando la comparación Pero no todo es tan malo cuando podemos ver los dos lados de la moneda; mientras unos reciben sueldos millonarios, otros -los destituidos- no corren con la misma suerte.


Ser rostro de un canal de televisión tiene grandes ventajas, bien lo sabe Julián Elfenbein, Patricia Maldonado, Katherine Salosny, Luis Jara, Claudia Conserva, Consuelo Saavedra y Karen Doggenweiler.

Si se comparan los pagos de los rostros televisivos con el sueldo mínimo, que tuvo un aumento de $16.000 -quedó en $241.000- la diferencia es sideral.

Los animadores de los matinales son los mejores pagados. Pueden llegar a ganar sobre los 25 millones, como es el caso de Julián Elfenbein, según fuentes del propio canal, quien es seguido muy de cerca por Karen Doggenweiler (TVN es recelosa de transparentar la cifra que se le paga a la esposa del ex candidato del PRO, Marcos Enríquez Ominami), Claudia Conserva, con 10 millones, tampoco se queda atrás. Mientras tanto, los conductores de Mucho Gusto son pagado con sueldos que superan 15 millones o los 12 millones que recibe mensualmente Katherine Salosny.. Lo anterior no incluye los variados contratos publicitarios que tienes los “rostros” y que hacen hasta triplicar sus ingresos.

Los números podrían no cuadrar en favor de los rostros televisivos si comparamos los honorarios de estos con otros salarios multimillonarios. Quien sí realizó un ejercicio comparativo, fue el diputado DC, Ricardo Rincón, quien a principios de este mes declaró a un medio radial que “cuando un futbolista gana $100 millones en un mes nadie se ruboriza, y cuando un parlamentario gana $5 millones, $6 millones o $7 millones (…) se arma por algunos -no por todos- un escándalo como si eso fuera total y absolutamente indebido”.

Al parecer, el realizar reajustes de sueldo no es una estrategia aplaudida por el Diputado Rincón, ni mucho menos por los medios televisivos. En consecuencia, la estrategia más popular se resume en “sobres azules” para mantener llena la canasta familiar (o el estilo de vida) de quienes generan credibilidad en pantalla. Juzgue usted.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí