Al parecer los máximos dirigentes de RN, Evópoli, la UDI y el PRI, se inspiraron en la ochentera canción de “Amigos simplemente amigos” que canta Ana Gabriel, porque de otra manera no se entiende cómo lograron unirse para formar esta suerte de Nueva Alianza 2.0 para tratar de aprovechar el mal momento político por el que pasa la Nueva Mayoría y el gobierno, y tratar así de capear el temporal que ha significado el caso Penta. Parece que la clave la tiene el presidente de Renovación Nacional, diputado Cristián Monckeberg que confidenció: “Llegó el momento de hacer público este pololeo”.

Claramente será un pololeo complejo porque no se sabe si hay “permiso” de los “padres” (los poderes fácticos que controlan la derecha nacional) para hacer esta multiboda, muy acorde a los tiempos que vive el mundo.

Por otra parte, el momento que han elegido los dirigentes de la derecha es significativo, dado que se enfrentan a un transversal cuestionamiento a la actividad política, luego del escándalo descubierto en el Holding Penta que benefició mayoritariamente a la UDI y que terminó de quebrar la debil Alianza por Chile. Súmele, como aderezo especial, la última encuesta Admimark (junio 2015) que entrega la escalofriante cifra de desaprobación a la Alianza con un 79% y solo un 13% de aprobación. Con estos datos, los dirigentes de la derecha creen posible que unidos podrían enfrentar de mejor manera las próximas elecciones municipales y aspirar a “pelear” La Moneda.

Si la idea de la derecha tradicional es hacer una suerte de reconversión y mostrarse más de centro, pareciera ser un objetivo más romántico que realista, así lo explica el columnista de INFOGATE, el cientista político Guillermo Holzmann que sostiene: “En el escenario político actual esto parece ser poco realista y poco pragmático, porque la sola unidad sin contenido ideológico y propositivo termina siendo una camisa de fuerza y no se logran superar las diferencias internas, las distintas visiones que hay en el interior del coglomerado. De hecho, una temprana unidad, sin proceso de negociación ni debate, termina cooperando a la polarización del escenario político del país y del sector”.

Lo planteado por Holzmann evidencia que la UDI, RN, Evópoli y el PRI han optado por la vía rápida y en el camino buscaran “arreglar la carga”, pero será difícil que la otrora poderosa UDI no se imponga a la hora de asignar los cupos electorales o ponerse en temas valóricos. Por ahora queda la sensación que esta multiboda esta más cerca de ser “una bolsa de gatos” mas.

Piñera, a través de twitter, valoró este nuevo conglomerado señalando que “Este nuevo referente será un gran aporte para que Chile supere la crisis actual y recupere la senda del progreso, libertad, justicia y orden”.

El mensaje del empresario guarda un contenido secreto: pasar el aviso que él es la carta que los represente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí