Hoy en entrevista en Radio Cooperativa el Secretario General de la UDI (vocero oficial) Guillermo Ramírez hizo varios desafortunados comentarios sobre el llamado “Caso Quemados” (2 de julio de 1986) que vuelve a colocar en la opinión pública la formación ideológica de los jóvenes dirigentes del principal partido de la derecha y hasta hace no poco defensor a ultranza del régimen militar. Los dicho hoy por Ramírez(35) demuestra que, pareciera no haber sensibilidad ni educación sobre los Derechos Humanos. Una de sus frases fue: “Hay gente que trabajó en el gobierno de Pinochet y que nunca vio nada de violaciones a los derechos humanos”, sostuvo el dirigente en la conversación que sostuvo con Cooperativa, pero lo realmente sorprendente fue: “…Generalmente se cuenta una parte de la historia, que es una parte horrorosa de la historia y que lo que se cuenta es verdad, pero no en un contexto”.

El contexto según Ramírez
El dirigente gremialista, que participaba en un panel con otros representantes políticos se refirió al contexto histótico político en que ocurrieron los hechos: “Estoy de acuerdo que en el fondo la historia tiene que enseñarse en su mérito, pero tienen que mantenerse las proporciones, porque hoy día se genera también la sensación en muchas personas, y yo me incluyo entre ellas, de que generalmente se cuenta una parte de la historia, que es una parte horrorosa de la historia y que lo que se cuenta es verdad, pero no en un contexto“.

Reapertura del caso
Recordemos que tras la declaración judicial de un ex conscripto, que rompió el pacto de silencio que duró por tres décadas, permitió reabrir la investigación del “caso quemados vivos”, un horroroso caso en las postrimerías del régimen de Pinochet, donde las víctimas fueron Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas de Negri, este útlimo resultó fallecido por la gravedad de las quemaduras.

Ramírez explicó que “Las violaciones a los derechos humanos las he condenado siempre, donde se produzcan. Pero uno siente que hay un cierto doble estándar en otras personas y que a veces tampoco se hacen cargo. Porque hoy día la violencia política a este nivel sería una cuestión totalmente incomprensible, habría que estar loco de remate como para proponer una cosa así. Antes se generó un ambiente en que estas cosas podían efectivamente pasar, es una locura”, explicó.

A modo de justificación de la violencia política que vivió el país antes de 1973 Ramírez comentó: “Muchas veces se omite el hecho, no quiero revolver la historia, generar enemistad y que aquí nos pongamos a pelear, pero aquí como ejemplo, sólo como ejemplo, el año 67 el Partido Socialista reivindicó la vía armada para llegar al poder y justificó la violencia política”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí