Business Intelligence: Cómo mejorar la TD en las empresas

    0
    200

    En cada organización se toman decisiones, el apoyo a toma de decisiones es lo que se conoce como Business Intelligence o Inteligencia de Negocios.

    Para mejorar el proceso de toma de decisiones las organizaciones deben desarrollar y mantener en equilibrio tres ejes principales como son las tecnologías, las personas involucradas y los datos disponibles. El problema es que los esfuerzos se realizan en forma separada. Cuando los esfuerzos se realizan sobre los tres frentes y en equilibrio entonces la mejora puede ser percibida por la organización.

    El eje de las tecnologías se refiere a los sistemas de información con que cuenta la organización, tanto hardware como software para almacenar, analizar y comunicar la información. Los sistemas son claves en la oportunidad de la información, es decir, en el tiempo transcurrido entre que la necesidad de información es percibida y la recepción de la información para resolverla. Conceptos como Big Data, Predictive Analytics o Context Analysis son comunes en la jerga empresarial actual y tecnologías como Hadoop, bases de datos no estructuradas o de procesamiento paralelo masivo son cada vez más deseables al interior de las empresas. Sin embargo, si solo se potencia la infraestructura tecnológica inevitablemente la organización queda con una capacidad tecnológica disponible mucho mayor de la que es posible administrar.

    Por esta razón, es primordial considerar el desarrollo de las personas involucradas en el proceso de toma de decisiones. Se puede distinguir dos roles que interactúan, el primero son los consumidores de información quienes deben tomar decisiones basadas en información; y los segundos son los generadores de información, quienes representan el dominio técnico y la capacidad de entregar la información requerida a partir de la necesidad propuesta. Los encargados de generar información son los analistas, científicos de datos o data scientists que junto con fuertes capacidades técnicas deben desarrollar habilidades como trabajo en equipo y comunicación de ideas y visualización de información. La conformación de equipos colaborativos es fundamental, donde las capacidades técnicas deben estar al servicio de, y guiadas por el negocio. El peor caso sería tener expertos trabajando en forma aislada e individual dentro de la organización.
    Y por último, el eje de los datos disponibles. Representan la materia prima para la toma de decisiones ya que son el comienzo de un ciclo virtuoso en donde el procesamiento de datos produce información, el análisis de información genera conocimiento, y el conocimiento se convierte en acciones repetibles que generan valor para la compañía. Los datos internos son un activo importante de cada organización, básicamente porque es un elemento con el cual no cuenta la competencia. Pero ocurre muchas veces que los esfuerzos no están en mejorar la calidad de los datos ni los sistemas que los recolectan, de ahí viene el dicho “si se procesa basura, se obtendrá basura”.

    En conclusión, el mejoramiento del proceso de toma de decisiones en las empresas debiera descansar sobre tres ejes principales, primero los sistemas disponibles para análisis de información; segundo, las personas involucradas en el proceso y finalmente el mejoramiento constante en la calidad de datos disponibles. Los tres ejes deben desarrollarse en equilibrio sin descuidar uno por otro, pero el más importante serán las personas, ya que el esfuerzo conjunto de los individuos en aras de objetivos comunes hacen posible el desarrollo de las organizaciones.

    Publicidad