Trabajadores se enfrentan a empresa de Cruz Verde por uso de invasivo escáner corporal para evitar robos

0
508

Una denuncia realizada por los trabajadores de Socofar Logística S.A. permitió que el Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago ordenara una medida cautelar contra la empresa perteneciente al holding Cruz Verde, con el fin de suspender el uso de un escáner corporal por el que deben pasar sus empleados.

Según los trabajadores, desde enero de este año han sido obligados a pasar por la máquina mientras circulan por las dependencias de la empresa, aunque se muestran principalmente preocupados por la imagen que muestra en detalle el cuerpo de trabajadoras y trabajadores, invadiendo su intimidad y vida privada.

Imagen-escáner-socofar-2-e1435958001889
Imagen-escáner-socofar-1-e1435957990767

«Si bien no existen a esta altura del procedimiento antecedentes que den cuenta de que el método de control implementado por la denunciada pueda causar alguna lesión al derecho a la integridad física, sí aparece de manifiesto la eventual afección al derecho a la intimidad corporal al permitir al mecanismo de control implementado acceder a través de imágenes a partes íntimas del cuerpo», dice la resolución del Tribunal que replica una investigación publicada por The Clinic, la que constató que tanto administrativos como trabajadores de la empresa debían pasar por la máquina si entraban en contacto directo con medicamentos.

La defensa, por su parte, presentó entre sus pruebas las cuentas públicas de Carabineros y la PDI en relación a las cifras de decomiso de fármacos. Esto dado que la empresa justifica el uso del escáner como una medida de salud pública para impedir la merma de productos desde la fábrica y el posterior comercio ilegal de psicotrópicos en ferias libres e Internet.

Además, la compañía hizo entrega de un informe de productos faltantes desde enero de 2014 hasta el mes de abril de 2015, el cual el Sindicato dice haber pedido en varias ocasiones sin lograr que la empresa se lo hiciera llegar.

Según la denuncia interpuesta por el Sindicato, el control de la empresa comenzó el 12 de enero pasado y se unió a la revisión de mochilas que se realizaba cotidianamente al término de las jornadas laborales. El juicio continuará el próximo 23 de septiembre.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí