Ninguneando a la Presidenta (en medios extranjeros)

0
125

Bachelet bizarra“. Así se llama la columna de opinión de Pablo Halpern, ex jefe del equipo de comunicación estratégica de la campaña presidencial de Eduardo Frei Ruiz Tagle, que fue publicada en el diario español El País.

En el texto, el experto menciona momentos en que -a su juicio- la Mandataria se habría “salido de los márgenes” aconsejables para una figura presidencial.

Para ello, se aferra a la entrevista que dio Bachelet a La Tercera, donde se le consulta si había hablado con el ex ministro de Hacienda, Alberto Arenas, desde que le pidió la renuncia. La jefa de Estado contestó entonces: “Estaba oscuro y no lo vi de inmediato. Luego, mientras hablaba alguien, lo divisé al fondo y le hice así [saluda] y él me hizo así [saluda]. No tuvo nada de frío [el saludo]”.

A juicio de Halpern, al leer esta respuesta “uno imagina que se trata de una amiga contándole a otra el encuentro con un hombre que la está cortejando y que le gusta“.

Y concluye que “los presidentes no pueden hablar como si se encontraran en el supermercado con un amigo o amiga, sin que esto no haga cortocircuito entre quienes escuchan, miran o leen“.

Otro ejemplo, según él, es cuando Bachelet dijo que un “determinado empresario puso en Twitter una cosa sobre mí que era falsa. Se le contactó y se le dijo como era posible que escribiera eso”.

“¿Qué era lo que decía el tuit? ¿Cuál era la falsedad? ¿Qué tiene de típico el tuit y a qué se refiere la presidenta con eso? Peor aún, ¿por qué la presidenta está preocupada de un tuit?”, se pregunta Halpern.

Y remata con otra respuesta de Bachelet: “Las personas siguen sacándose fotos y selfies conmigo”. A partir de esta, Halpern infiere que es una “defensa desesperada de una figura de la farándula frente a los ataques de un periodista al acecho”.

Los roles y, particularmente, el de presidente, traen aparejados ciertas formas. Cuando estas se transgreden, como lo hizo Michelle Bachelet en la entrevista con La Tercera, hay algo que se desmorona. En este caso, la investidura presidencial. Cuando las formas se transgreden, hay algo que se desmorona“, saca por conclusión.

No es una columna de opinión cualquiera, por cuanto instala los cuestionamientos provenientes de la oposición y de algunos sectores de la DC (a la gestión de la Presidenta Bachelet) en la vitrina internacional.

Se suma a la arremetida del diario electrónico El Mostrador, que desliza en un artículo supuestos problemas de consumo de alcohol por parte de Bachelet, en combinación con la ingesta de diversos medicamentos para las afecciones que sufre la jefa de Estado.

La propia aludida, la Presidenta de la República, contestó a las campañas de desprestigio: “En la vida hay que seguir adelante y no importan las trampas que nos pongan en el camino, ni los rumores infundados“.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí