La sincera y desgarradora pregunta que se hace el Padre de Aylan

0
148

“Si se me da ahora el mundo entero, ¿de qué me sirve?. Ya no tengo ni mujer ni hijos”, sostuvo Abdulá Kurdi, el padre del niño ahogado cuya imagen se ha convertido en símbolo de la tragedia de los refugiados sirios.

En una entrevista concedida al diario Le Journal du Dimanche, Kurdi aseguró que el viaje clandestino emprendido por él junto a su familia fue motivado por ser rechazados como refugiados de forma legal, y que las ofertas de asilo llegan “demasiado tarde”.

Asimismo, relató cómo la familia tuvo que salir de Damasco producto del recrudecimiento del conflicto sirio, y cómo pasaron por Alepo, Kobani y Estambul. En este último lugar, dijo, no pudieron quedarse ya que no les era posible sobrevivir.

a1

“A cualquier familia siria emigrada, a menos que haya miembros de la familia que trabajen, le es imposible sobrevivir”, declaró el hombre.

Kurdi insistió en que solicitó refugio en Canadá, donde vive una de sus hermanas, quienes estaban dispuestas a hacerse cargo de toda la familia. Sin embargo, Canadá no aceptó la petición.

a2

La noche del pasado martes, Kurdi perdió a su esposa y sus dos hijos, de tres y cinco años, quienes se ahogaron tras naufragar la barca en que viajaban intentando alcanzar una isla griega.

La familia pagó 4.000 euros a traficantes para que organizaran la travesía a Kos, en la que embarcaron en un bote con otras nueve personas desde la zona del balneario turco de Bodrum.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí