En Cuba Gobierno de Santos y las FARC fijan 6 meses para firmar la paz en Colombia

0
159
El Presidente de Cuba sirvió de "testigo" al acuerdo alcanzado este miércoles entre el Gobierno colombiano y las FARC.

Luego de casi tres años de negociaciones, la paz está más cerca que nunca en Colombia y El 23 de marzo de 2016 será la fecha tope para firmar el cese definitivo al fuego entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, luego de más de medio siglo de conflicto intermitente, que ha dejado más de 225 mil muertos.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el líder de las FARC, Timoleón Jiménez, alias Timochenko, anunciaron, en presencia del mandatario anfitrión, Raúl Castro, un acuerdo sobre la justicia transicional y se dieron seis meses para firmar el acuerdo de paz definitivo.

El Presidente de Cuba sirvió de "testigo" al acuerdo alcanzado este miércoles entre el Gobierno colombiano y las FARC.
El Presidente de Cuba sirvió de “testigo” al acuerdo alcanzado este miércoles entre el Gobierno colombiano y las FARC.

Encabezado por el Mandatario cubano, Raúl Castro, y ante los equipos negociadores del Gobierno y las FARC, Santos, que acudía por primera vez a La Habana desde el inicio del proceso, y TImochenko, que cambió su uniforme militar por una guayabera blanca anunciaron un acuerdo de justicia que garantiza que no habrá impunidad y fijaron un plazo para alcanzar la paz. No más tarde del 23 de marzo de 2016. Una vez firmado, las FARC tendrán 60 días para dejar las armas. Después, Santos y Timochenko se estrecharon la mano.

Los avances en el proceso han sido constantes desde finales del mes de julio, cuando la guerrilla anunció un nuevo cese al fuego unilateral y el Gobierno respondió con la suspensión de bombardeos.

El acuerdo
Según informaciones oficiales colombianas, el acuerdo establece la creación de un sistema de justicia basado en el ofrecimiento de verdad y reconocimiento de responsabilidad, que juzgaría a todos los actores implicados en el conflicto armado de Colombia, combatientes y no combatientes, es decir, guerrilleros, militares, políticos y también financiadores del paramilitarismo. Este nuevo mecanismo no dependerá del poder judicial colombiano y estará formado por jueces colombianos y extranjeros, aún por concretar, según las mismas fuentes, que celebran haber logrado un equilibrio con lo exigido por la Corte Penal Internacional, cuya base, el Estatuto de Roma, está refrendada por Colombia.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí