Consulta por Enmienda al Plan Regulador de La Reina ¿Podría haber sido mejor?

    0
    262

    Desde el 23 de septiembre en forma digital y desde el 25 de septiembre en forma presencial y en ambos casos hasta las 11:59 horas del 30 de septiembre de 2015, se ha votado la Enmienda al Plan Regulador Comunal de La Reina, que propuso el Municipio para 4 zonas de la comuna.

    Esta enmienda, tal como lo hemos señalado a decenas de grupos de juntas de vecinos y otras organizaciones sociales con los que nos hemos reunido en estos dos últimos meses, partió de una propuesta inicial que fue completamente desnaturalizada en la medida en que se intentó conciliar intereses de vecinos y de inmobiliarias.

    La propuesta de enmienda que defendimos desde los movimientos ciudadanos en todo momento era la de aplicar las máximas restricciones en las cuatro variables posibles de modificar que permite el instrumento “Enmienda” (Altura, Densidad, Constructibilidad y Ocupación de Suelo) en las zonas A1 y B propusimos Disminuir al máximo cada una de las variables con el fin de restringir la construcción en altura y desincentivar la fusión de lotes. Para las zonas C1 y C2, propusimos Disminuir al máximo Altura, Densidad, Constructibilidad y aumentar el Coeficiente de ocupación de suelo, con el fin de permitir sanear casas de fondo de patio y/ o permitir ampliaciones de casas y/o nuevas viviendas unifamiliares, (lo que acompañado de la disminución de la altura máxima, la densidad y el coeficiente de constructibilidad no favoreciera a la gran industria inmobiliaria

    Lo que en definitiva se presentó a votación, y que fue aprobado por el concejo incorpora las siguientes deficiencias:

    En la Zona A1: Sólo se restringe el máximo posible la altura, pero en lugar de disminuir, se aumenta la densidad, lo que permite más habitantes por metro cuadrado y por ende, propicia una mayor congestión. No se plantean tampoco restricciones a la Constructibilidad, ni al Coeficiente de ocupación del suelo

    En la Zona B: Se restringe el máximo posible la altura, pero en lugar de disminuir, se aumenta la densidad, lo que permite más habitantes por metro cuadrado y por ende, propicia una mayor congestión. Aunque se plantea disminuir el coeficiente de ocupación de suelo, no se plantean las necesarias restricciones a la Constructibilidad.

    En la Zona C1: Sólo se restringe el máximo posible la altura, pero en lugar de disminuir, se aumenta el Coeficiente de ocupación del suelo, lo que sumado al hecho de que no se disminuyen ni la Densidad ni la Constructibilidad nos deja expuestos a proyectos inmobiliarios que pueden afectar la calidad de vida de todos los vecinos.

    En la Zona C2: Sólo se restringe el máximo posible la altura, acogiendo la solicitud de aumentar el coeficiente de ocupación de suelo, útil para sanear fondos de patio, pero al no restringir ni Densidad ni Constructibilidad, deja a esa zona en riesgo frente a proyectos que no contemplan los intereses de los vecinos.

    Es una lástima pues al plantear estas opciones de enmiendas, la Municipalidad ha perdido una espléndida oportunidad de proponer a consulta que considere los declarados intereses de los vecinos, una enmienda 100% para los reininos
    Por ahora, y como una forma de restringir algo la construcción en altura, la mejor opción es votar:

    Aprobar Disminución de altura en las 4 zonas A1, B, C1, C2
    Rechazar Aumento de densidad en zonas A1 y B
    Rechazar Aumento de Coeficiente de Ocupación de Suelo en zonas C1 y C2

    Después de esta experiencia, que pudo haber sido mejor pero que no lo fue, los reininos debemos seguir trabajando para iniciar a la brevedad posible la labor de construir, desde la comunidad, una propuesta de modificación al PRC de la comuna que, protegiendo a La Reina de la constante amenaza inmobiliaria, de cuenta de las situación actual, los problemas pendientes y las necesidades de cambios, en pos de sentar las bases para el desarrollo sustentable de nuestra comuna, donde el sentir mayoritario es no seguir perdiendo su carácter residencial y de comuna verde que salvaguarda árboles, plazas y parques, en beneficio propio y de toda la ciudad de Santiago.

    La propuesta que construyamos entre todos deberá ser sometida a un plebiscito vinculante, sólo así tendremos un Plan Regulador Comunal 100% legitimado por toda la comunidad.

    Publicidad