El Presidente cubano Raúl Castro dijo este lunes que las relaciones con Estados Unidos se establecerán cuando el país norteamericano devuelva la base de Guantánamo y pague compensaciones por el embargo comercial contra Cuba.

Castro intervino por primera vez en el debate anual de la Asamblea General de la ONU, con un discurso donde habló del proceso que busca normalizar las relaciones entre EE.UU. y Cuba: «Tras 56 años de heroica y abnegada resistencia del pueblo cubano, quedaron restablecidas las relaciones diplomáticas y las embajadas en las respectivas capitales».

Según Castro, el proceso terminará «cuando se devuelva a nuestro país el territorio ocupado ilegalmente por la Base Naval de Guantánamo, cesen las transmisiones radiales y televisivas y los programas de subversión y desestabilización contra Cuba y se compense a nuestro pueblo por los daños humanos y económicos que aún sufre».

El hermano de Fidel Castro también expresó su solidaridad con Venezuela frente a «los intentos de desestabilizar y subvertir el ordenamiento constitucional», y también con Ecuador, ya que su Presidente Rafael Correa «se ha convertido en el blanco del mismo guión de desestabilización aplicado contra otros Gobiernos progresistas de la región».

Castro también solidarizó con Argentina por su «legítimo reclamo de soberanía» sobre las Malvinas y otros enclaves del Atlántico Sur, para finalizar refiriéndose al fenómeno de los migrantes en Europa, el que atribuyó a «las acciones de desestabilización que la OTAN promovió y ejecuta en países del Medio Oriente y África del Norte», y al «subdesarrollo y la pobreza imperante en países del continente africano».

«La Unión Europea debe asumir, de manera plena e inmediata, sus responsabilidades con la crisis humanitaria que ayudó a generar», insistió el Presidente cubano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí