Escándalo FIFA no tiene fin: Blatter reconoce pacto para asignar mundiales 2018 y 2022

0
171

El suspendido presidente de la FIFA, Joseph Blatter declaró que la asignación de los mundiales del 2018 y 2020 ya estaban pactados antes de la votación del comité ejecutivo y culpa al también sancionado jefe del futbol europeo, Michel Platini, de romper ese acuerdo detonando la crisis de la FIFA.

“En 2010 había un acuerdo para llevar el mundial a Rusia y a Europa del este, donde nunca habíamos ido, y en 2022 que fuéramos a Estados Unidos, de esa manera tendríamos la copa en los países de mayor poder político”, aseguró Blatter a la agencia estatal rusa TASS.

“Sin embargo después de una reunión entre el ex presidente de Francia Nicolás Sarkozy y el príncipe heredero de Qatar pasó lo que conocemos. Después de la cena, Platini dijo que sería bueno ir a Qatar”, agregó.

“Eso cambió todo. En la votación definitiva, cuatro votos procedentes de Europa fuero de los Estados Unidos a Qatar (para elegirlo como sede del mundial)”, explicó Blatter, culpando a Platini de la polémica asignación de Qatar como sede del próximo mundial, que ha provocado continuos retrasos en la construcción de los estadios y sedes del mundial, además de obligar a un cambio en la agenda en que se jugará el mundial, provocado por el infernal calor estival que sin duda iba a afectar al desempeño de los jugadores.

En la elección que condujo a la asignación del mundial para Qatar, la candidatura estadounidense cayó 14-8, al perder muchos de los votos de las poderosas federaciones europeas.

En esa línea, el máximo dirigente de la FIFA por 17 años culpa a Platini por la posterior crisis que tienen a la FIFA siendo perseguida por la Corte de Justicia de los Estados Unidos y también por la investigación que lleva a cabo la justicia Suiza en torno a las responsabilidades penales de Blatter “por manejo criminal y apropiación indebida”.

“Si esos votos no se cambiaban, Estados Unidos ganaba por 12-10 (para el mundial del 2022) y entonces solo se hablaría de la maravillosa copa del mundo de Rusia (para ser sede del mundial del 2018) y no hablaríamos de ningún problema en la FIFA”, declaró el presidente de una de las instituciones más poderosas del mundo, con más poder que muchos países.

El jefe de la federación inglesa (FA), Greg Dyke, reaccionó indicando que va a “examinar de cerca lo que dijo Blatter” ante nada más y nada menos que la comisión de deportes del parlamento británico.

De esta manera, reconoció el máximo dirigente del ente rector del futbol mundial, suspendido por 90 días, que las votaciones para elegir sede del mundial en el comité ejecutivo era una pantomima. Instancia que en todo caso ya tenía controlada gracias a los votos de las federaciones Africanas y algunas federaciones de Asia que le apoyaban.

Se conjetura en los pasillos de las federaciones europeas que los dichos de Blatter podrían ser una señal de rendición, pues habría aceptado que no continuará por mucho más tiempo como dirigente de la FIFA después de regresar en el mes de enero justo para entregar el balón más codiciado del futbol mundial en la ceremonia de “FIFA balón de oro 2015”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí