Chile es el país donde más crece el gasto en salud pero sigue siendo menos de la mitad del gasto promedio del OCDE

0
163

El gasto por habitante al año es de US$ 1.606 (calculado en 2013), una cantidad muy alejada de los US$ 3.453 de media que se invierte en los países miembros del OCDE.

La baja inversión chilena se da pese a que el país ha experimentado una tasa de crecimiento de 6.4% anual frente a un avance de 0,6% en el conjunto de la organización, la más alta de los países miembros desde 2009.

El bajo gasto en sanidad de Chile se da pese al alto crecimiento en la inversión en sanidad, de un 6.4%, frente a un avance de 0.6% en el conjunto de los países miembros del OCDE entre 2009 y 2013.

Estas fueron las conclusiones de un informe comparativo sobre la salud y los sistemas sanitarios en sus países miembros publicado este miércoles por la organización para la cooperación y el desarrollo económico (OCDE) que destaca que el 20% del gasto en sanidad vienen del sistema privado, porcentaje que solo es superado por Estados Unidos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ya había recomendado a Chile que la inversión en el sistema sanitario público debía alcanzar al menos un 6% del presupuesto anual, frente al 3% que se gasta en salud, para cubrir mínimamente las necesidades sanitarias por habitante.

El gasto sanitario en Chile según el informe del OCDE, sigue siendo muy bajo, menos de un tercio de la media de gasto promedio que se da en los países miembros de la organización, esto junto al hecho de que es una de las tres naciones donde los particulares deben poner más de sus bolsillos para ser atendidos o comprar un medicamento.

El gasto total por habitante es de US$ 1.606 anuales (los datos son del 2013, los últimos disponibles sobre una base estándar) frente US$ 3.453 promedio en los 34 países miembros, y todavía aún más del gasto en salud de los Estados Unidos que es de 8.713 y que se desmarca como el país donde más se invierte en salud entre los países desarrollados.

Los autores del informe destacan también que la mejora en la esperanza de vida, hasta situarse en 78.8 años, se ha dado a un mayor ritmo que la mayor parte de los países miembros. Continúa por debajo de la esperanza de vida media, un 80.3, pero la diferencia es de ahora se solo dos años.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí