Estudiantes viran más a la izquierda: la futura agenda de reivindicaciones

0
162

El 2016 se avizora un viraje hacia la izquierda del movimiento estudiantil universitaria, un año sensible en materia de educación superior en que se discutirá la política de gratuidad universitaria mediante un proyecto de ley que debe ser ingresado el mes entrante.

A estos temas se vienen a sumar una batería de definiciones de gran calado para los estudiantes como los sistemas de gobiernos de las universidades, donde los alumnos exigen conseguir mayor participación en los órganos colegiados de los planteles y en las decisiones universitaria.

La renovación en las organizaciones estudiantiles tuvo su gran golpe la semana pasada con la elección de la lista de izquierda de Daniel Gedda en la FEUC 2016.

De la mano de la lista “Crecer”, Daniel Gedda, logró un triunfo histórico para la izquierda más dura en una de las federaciones estudiantiles que históricamente había estado en manos del gremialismo y en los últimos años del NAU (de Giorgio Jackson).

Crecer es un movimiento conformado por la Unión Nacional de estudiantes (UNE), el Frente de Estudiantes libertarios (FEL) e independientes.

A esto, se suma el triunfo de la lista de Izquierda Autónoma en la FECh, donde ocho listas de izquierdas competían por el liderazgo.

Camila Rojas, de la lista de Izquierda Autónoma (IA) con el FEL y otros colectivos se impuso finalmente en las elecciones que se realizaron el lunes y el martes.

En la FEUSACH, la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago tendrán que esperar al viernes para renovar su mesa directiva.

En el resto de planteles tradicionales también hay un cambio de federaciones, lo mismo que en algunas universidades privadas donde las listas de izquierda se han impuesto o están compitiendo por esos espacios. Las universidades Adolfo Ibáñez, UDP Y Alberto Hurtado.

Según el sociólogo y analista político, Alberto Mayol:Lo más importante en este proceso de renovación de federaciones universitarias para 2016 fue lo ocurrido en la U. Católica, donde la derecha tenía una importante presencia, pero en esta última elección una lista de izquierda (extrema) se logra imponer dando gran una sorpresa”.

A su juicio esto “fue decisivo para la izquierdización de la Confech y para anticipar que el 2016 será un año marcado por las movilizaciones estudiantiles”.

Agregó que “este triunfo en la FEUC que el sector más conservador de los rectores, como es Ignacio Sanchez, queda acorralado por los movimientos sociales y con una Confech dominada por la izquierda no habrá roces entre ellos y podrán instalar su agenda”.

En cuanto a la similitud que tendrían estas transformaciones con los movimientos estudiantiles del 2011 señaló Mayol que “hay antecedentes de que cada cinco años las movilizaciones estudiantiles y sociales tienen más fuerza, esto queda demostrado con los movimientos de los alumnos en el 2001, 2006 y 2011. Ahora sería el turno del 2016”.

Para el analista José Joaquín Brunner:Este fenómeno de radicalización obedece a sentimientos antisistemas entre la elite estudiantil, son episódicos, con poca densidad ideológica, más bien expresivos y en algunos casos tiene cierta alineación ideológica”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí