“El Estado ha perdido el rumbo”

0
117

Definido como un historiador regional, Jorge Pinto Rodríguez, Premio Nacional de Historia 2012, abordó la génesis y desarrollo de un conflicto que se arrastra por años en La Araucanía: la responsabilidad del Estado y su relación con el pueblo Mapuche.

Para el historiador, el Estado ha cometido cuatro errores en el manejo de este conflicto: la extrema violencia con la que ha actuado; ser responsable de la invisibilización y negación del pueblo Mapuche; de la criminalización y el no promover una política de Estado que avance en poner fin a esta situación.

El Estado ha perdido el rumbo, no ha sido capaz de una política consecuente y clara sobre lo que sucede en La Araucanía”, indicó el historiador agregando que “el Estado ha generado profundas escenas de desconfianzas. La clase política es escasamente creíble y no se hace cargo de esta situación. Estamos en un callejón sin salida y en el escenario actual no se ve una salida pronta al conflicto”.

Pinto explica que “cuando se instaló el Estado en la Araucanía, no fue capaz de contener ni detener la violencia. En algún momento, inclusive, se les quiso desarraigar de su territorio y trasladarlos a la Cordillera de Nahuelbuta, actual región del Bio Bio, y eso demuestra que no fue capaz de mantener su propio proyecto, dando origen a la idea de indio malo en tierra buena, ya que se buscaba una explotación moderna de los territorios”.

En ese sentido, declaró que, al contrario del norte, no se constituyó una comunidad regional.

Estamos en un escenario de crisis, el cual toma gravedad en 1997 con la CAM (Coordinadora Arauco-Malleco), y este conflicto que va a cumplir 150 años, muestra que el gobierno ha fracasado en su política indígena”, enfatizó el historiador.

Resaltó el hecho que este no es un conflicto nuevo, pese que para muchos es desconocido, tiene distintas fases y data de siglos.

En los primero años del conflicto se les acuñaban ciertos aspectos negativos y peyorativos a los Mapuches y los grupos que manejaban el Estado en esos tiempos, sabían de esto y temían que podría llevar a una guerra civil”, sostiene.

Otro factor relevante es la invisibilización del pueblo Mapuche, en la que el Estado, según el historiador, también ha aportado su cuota al mostrar su temor a la diversidad y al no reconocerlos.

El Estado debe pedir perdón por todo lo que ha hecho estos años, avanzar en la resolución del conflicto y recoger parte de la lógica de los parlamentos coloniales (…) debemos de admitir y comprender la diversidad. No puede ser que vivamos en un país lleno de conflictos”.

Jorge Pinto, participó de ciclo “Universidad y Ciudadanía. Premios Nacionales”, organizado por la Universidad Academia de Humanismo Cristiano y la Municipalidad de Providencia.

(Fuente: Fotos: Felipe Durán / Julio Parra)

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí