Mientras en Chile ex agente Felipe Bulnes genera graves discrepancias por manejo de la demanda boliviana, Evo sigue cosechando apoyos para su causa

0
166

Mientras en Santiago de Chile, siguen los dimes y diretes por las razones esgrimidas por Felipe Bulnes para renunciar al cargo de Agente de Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Bolivia aprovecha este problema para seguir criticando duramente al país y de paso consiguiendo simpatías y apoyos de países tan diversos como Rusia y ayer Irán.

El presidente de Irán, Hassan Rohani, apoyó -el martes- una salida soberana al mar para Bolivia en un encuentro bilateral que sostuvo con el jefe de Estado boliviano Evo Morales en la ciudad de Teherán, sede de la III Cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas, informa oficialmente Palacio Quemado desde La Paz.

“Nuestro hermano Presidente (de Irán) dijo apoyo el acceso al mar con soberanía para Bolivia, (eso dijo) nuestro Presidente de Irán”, reveló Evo Morales a HispanTv.

Morales manifestó su agradecimiento por ese apoyo y expresó su deseo de que ese centenario diferendo marítimo con Chile sea resuelto mediante la vía del diálogo.

El apoyo de Irán se suma a los expresados un día antes por los presidentes de Rusia y Turkmenistán, Vladimir Putin y Gurbangulí Berdimujamédov, respectivamente, que también participaron en la III Cumbre de Países Exportadores de Gas.

“Los dos presidentes (de Rusia y Turkmenistán) manifestaron el deseo de que ambos países, Bolivia y Chile, alcancen una solución pacífica por la vía del diálogo”, recordó el Mandatario.

En esa entrevista, Morales realizó un breve resumen del origen de ese conflicto y los pasos que se dieron a la fecha para buscar un acceso soberano a las costas del Pacífico.

Al ser consultado sobre una posible reacción militar en caso de que no exista una solución, el Presidente boliviano descartó esa posibilidad y reiteró que Bolivia es un país pacifista.

EVOTVIRAN

Dolor de cabeza en La Moneda
La salida de Bulnes, que debió haber sido de manera sutil y elegante, ha terminado en un escándalo que solo daña al país y a la Cancillería, que es criticada por tener una actitud meramente reactiva ante la arremetida político-comunicacional boliviana.

Aunque el canciller Heraldo Muñoz, se enoje y acuse a la prensa chilena que lo critica de poco “patriota”, lo cierto es que Bolivia va ganando por lejos el posicionamiento internacional y le ha sacado una ventaja irremontable a nuestro país.

En pocos meses ha logrado el apoyo explícito de los jefes de Gobierno y de Estado de Argentina, Brasil, Cuba, Ecuador, Uruguay, Venezuela, El Vaticano, Alemania, Francia y ahora ha sumado a Rusia e Irán.

A país que va o foro internacional donde esté presente Bolivia, sus representantes diplomáticos reparten el “Libro del Mar” como “pan caliente”, mientras la diplomacia chilena observa atónita la arremetida y no logra reaccionar.
Hoy Bolivia ha instalado en el mundo su versión de la Guerra del Pacífico.

Seguramante con la designación de José Miguel Insulza como nuevo Agente de Chile ante la CIJ, Santiago podría recuperar algo del terreno perdido.

Por ahora solo queda como lección que la manera, la forma y el fondo de la renuncia pública de Felipe Bulnes solo ha servido para evidenciar los problemas que la Cancillería niega y de paso le hace un favor a Bolivia. Esta forma de renuncia sí que es poco patriótica.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí