Peña nos habla de la ‘venganza pefecta’ de Novoa

0
134

El rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, se refirió sobre la condena recibida por el ex senador y timonel de la UDI, Jovino Novoa.

A través de su habitual columna en El Mercurio, la autoridad académica sostuvo que “la condena a Jovino Novoa (reconoció su culpabilidad en delitos tributarios, para financiar la política) dio origen a algunas exageraciones”.

“Una de ellas fue la del fiscal Gajardo: Se ha condenado por primera vez en esta investigación -declaró- y se (…) ha sentado una verdad judicial, de que ha habido financiamiento político irregular”, ejemplificó Peña.

“Hasta donde se sabe, el financiamiento irregular de la política -dar o recibir dinero por vías distintas a las formales en una campaña- no es un elemento del tipo delictual por el que se condena a Novoa. La verdad judicial es que Novoa cometió delito tributario; el resto es, como dicen los abogados, un obiter dictum , una consideración accesoria. Y es que Novoa fue condenado no por el fin que perseguía (financiar irregularmente campañas de miembros de la UDI), sino por el medio que empleó (en concomitancia con los donantes, emitir y solicitar boletas ideológicamente falsas). Se le condenará, pues, por un delito tributario. Y esto es lo que hace el derecho: no rechazar los fines que persigue la gente, sino detenerse en los medios. Lo que Novoa reconoció (y el tribunal castigará) fue que había empleado medios delictivos“, apuntó el rector de la UDP.

Tanto el caso Penta, por el que Novoa ha sido condenado, como el caso Soquimich, son estrictamente análogos. En ambos hay emisión de boletas ideológicamente falsas, en consonancia con el donante, a fin de respaldar la obtención de recursos con fines políticos. En ambos casos hay un sujeto que conviene con el donante irregular la entrega de ciertos montos de dinero y emite boletas, o solicita a terceros que las emitan, simulando haber prestado un servicio. Los casos son dos gotas de agua“, hizo énfasis.

“Lo correcto, entonces, será tratarlos con el mismo rigor. Y aquí el caso Novoa mostrará su principal resultado: su condena por delitos tributarios pone la vara a una altura incómoda. La igualdad exigirá someter a todos los involucrados en el caso Soquimich (desde Peñailillo a Marco Enriquez-Ominami) a la misma sospecha y tratamiento de los involucrados en el caso Penta. Y si eso no se hace, quedará a la vista el uso de la persecución penal como arma de maltrato político”, puso énfasis.

No cabe duda: al confesar su delito y condenarse, Novoa también condenó políticamente a todos los demás. Es algo así como la venganza perfecta“, concluyó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí