SQM se hace autoauditoría sin entrevistar a Contesse

0
294

Hace unos tres meses, Julio Ponce fue entrevistado por funcionarios del estudio de abogados Shearman & Sterling en el marco de una indagación (SQM), sobre eventuales aportes económicos a funcionarios públicos y otros políticos.

No fue el único. Junto a él, otros 23 ejecutivos y ex funcionarios de SQM prestaron testimonio ante los abogados norteamericanos, quienes además estudiaron 930 mil correos electrónicos internos y realizaron un análisis forense de la contabilidad de la empresas desde 2008.

Pero lo absurdo de toda esa investigación, que  fue encargada por el propio Comité Ad-Hoc que creó la empresa el 26 de febrero pasado, no contó con los testimonios, pese a que fue solicitado, de uno de los principales involucrados en el caso: el ex gerente general de la firma, Patricio Contesse González. Ni tampoco el de su hijo, el ex director de la firma, Patricio Contesse Ficca. Pero sí concluyó que, entre otras cosas, los pagos cuestionados que realizó el ex gerente general de SQM no buscaban que la firma se beneficiara económicamente.

“No se identificó evidencia que demuestre que tales pagos se hicieron con el fin de inducir a un funcionario público a actuar o abstenerse de actuar con el objetivo de ayudar a SQM a obtener beneficios económicos”, dijo ayer SQM, en un escriyo que envió a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), dando cuenta de la recepción del informe de los abogados.

Los aportes económicos, agregó la empresa en el documento que envió al regulador, se relacionan “con pagos autorizados por el ex gerente general de SQM, señor Patricio Contesse G., en relación con los cuales la compañía no encontró los respaldos suficientes”.

Esos aportes económicos SQM ya los había identificado anteriormente como pagos sin el respaldo suficientes ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) y fueron rectificados tributariamente en tres oportunidades por la firma y dos de sus filiales (SQM Salar y SQM Industrial), por un monto cercano a los US$ 15 millones.

Desde la empresa dicen que ese monto cambiará sólo marginalmente en el informe que evacuó ayer Shearman & Sterling. Y que, incluso, podría bajar .

Otro extracto del texto recibido por la SVS indica que “Se concluyó, en relación con el centro de costos que manejaba el ex gerente general, señor Patricio Contesse G., que los libros de la compañía no reflejaban de manera precisa transacciones cuestionadas, ello, sin perjuicio que, por su monto, las señaladas transacciones se encuentran por debajo del nivel de materialidad definido por los auditores externos de la compañía”.

Sin embargo, añadió que “los controles internos de SQM no fueron suficientes para supervisar los gastos que fomaron parte del centro de costos del ex gerente general de SQM y que ésta confió en el uso adecuado de los recursos por parte del señor P. Contesse G.”

Con la conclusión de Shearman & Sterling de que no hubo evidencia de que los aportes de SQM se definieran como corruptos -para efectos de las normas contenidas en el Foreingn Corrupt Practices Act (FCPA)-, la minera  ahora buscará cerrar un flanco ante la Securities and Exchange Commission (SEC), el regulador estadounidense al que le hará llegar dicho informe el próximo 7 de enero. En Chile, en tanto, la empresa presentó este martes las conclusiones del estudio ayer al titular de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), Carlos Pavez, y a los fiscales del Ministerio Público que llevan adelante el caso SQM, Emiliano Arias y Carmen Gloria Segura.

 

 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí