Un hecho en particular tiene ocupado por estos días al diputado DC Fuad Chahín, quien representa desde el 2010 al Distrito Nº 49, Región de la Araucanía (Curacautín, Victoria, Lautaro, Vilcún, Galvarino, Lonquimay, Perquenco y Melipeuco). Una situación que, a su juicio, afectará a la comunidad de Curacautín. Se trata de la aprobación -por parte del gobierno- de la construcción de la central Hidroeléctrica Doña Alicia, de capitales españoles, cuyo representante legal es José Rovira Berengueras.

“Me siento decepcionado y engañado por el gobierno al haber aprobado el proyecto Doña Alicia, dándole la espalda, no solo a la comunidad de Curacautín, sino que también, a las autoridades regionales que en su oportunidad rechazaron el proyecto, por ser evidentemente insatisfactorio y perjudicial para los intereses de la comuna y la proyección del medio ambiente de Curacautín”, recalcó el parlamentario.

Chahín se declaró en estado de movilización y anunció que impugnarán ante los tribunales. “Estamos decepcionados, pero no abatidos, y seguiremos utilizando todas las herramientas que nos franquea la ley para revertir esta situación. Vamos a proteger nuestro hábitat, nuestro ecosistema”, hizo hincapié.

En abril, la Comisión de Evaluación, Región de la Araucanía, presidida por el entonces Intendente de La Araucanía, Francisco Huenchumilla, rechazó por 8 votos contra 3, el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto de la central Hidroeléctrica Doña Alicia.

Posteriormente, el titular del proyecto presentó un recurso de reclamación ante el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad del Servicio de Evaluación Ambiental, el que fue admitido a trámite a mediados de junio.

La empresa solicitó ser recibidos por el alcalde y el concejo municipal con el propósito de exponer, nuevamente, los “beneficios” de este proyecto energético para Curacautín, e invitarlos a conocer en terreno, un proyecto similar (C.H El Diuto), ubicado en la ciudad de Los Ángeles, camino a Antuco en el río Laja. Hasta la fecha no hay respuesta de parte del Municipio.

marcha-contra-hidroeléctricas

Ley del embudo
Los argumentos del diputado Chahín coinciden con gran parte de los manifiestos expresados por distintas organizaciones ambientalistas y ciudadanas. Sin embargo, omiten un antecedente muy relevante: la lucha del legislador DC en contra del proyecto Doña Alicia está cruzada con los intereses de su medio hermano, el empresario de derecha José Emilio Chahín Sarah.

José Emilio Chahín adquirió los derechos de aprovechamiento de aguas, de uso no consuntivo, sobre el Río Agrio (afluente del río Cautín) y otro sobre un Estero sin nombre, con el fin de abastecer de recursos hídricos de la Central Hidroeléctrica El Agrio Hidro Spa.

La iniciativa tiene contemplado producir 2,6 MW y se ubicará cercana al Túnel Las Raíces.

Sin embargo, se advierte que “la distancia entre el punto de captación y restitución de las aguas será de 3,2 km, medidos en línea recta, por lo tanto, el tramo real afectado del río será mayor, dejándolo sólo con el escaso caudal ecológico”.

Otro tema no menor, es que esta central está dentro de la categoría de aquellas que producirán menos de 3 MW, por lo tanto, la ley no les exige un estudio de impacto ambiental, a pesar de que fragmentan los ríos en tramos considerables impactando y degradando, de igual forma, los ecosistemas aledaños.

Se sabe que los empresarios llegaron a acuerdos económicos con los dueños de los predios por donde pasará el acueducto, lo que facilitó aún más el desarrollo del proyecto.

Ante la falta de un freno legal, los dueños del proyecto comenzaron el levantamiento topográfico del trazado por donde emplazarán el acueducto. Inclusive, las tuberías ya se encuentran en el lugar para dar inicios a los trabajos.

Otro proyecto energético, relacionado con Fuad Chahín, es la Central Hidroeléctrica El Pintoresco.

Este, se ubica cerca del sector Independiente La Palma -camino al Parque Conguillío- y es de propiedad de la Sociedad Inversiones Yagán S.A., quienes compraron al diputado DC, en agosto del 2013, los predios donde emplazarán sus obras.

Generará 1,4 MW, tomará las aguas de dos esteros de la zona, entre ellos el estero Pintoresco, afectándolo a lo largo de 2,3 km entre su punto de captación y restitución. La superficie total del proyecto contempla 4,03 Ha.

Como en el caso anterior, por generar una cantidad de energía inferior a 3 MW, no está obligada a evaluarse ambientalmente.

El proyecto no consideró una consulta a las comunidades mapuche que habitan en la zona.

“En el mes de diciembre del 2014, la fuerte oposición por parte de las comunidades mapuche ancestrales de la zona y de la ciudadanía, obligó a la empresa a retirar del sector los materiales para la construcción del acueducto. Actualmente, el proyecto se encuentra paralizado por sus dueños”, consigna el sitio Mapuexpres.cl.

Y por último está la Central Hidroeléctrica Salto La Paloma. Proyecto que se emplazaría en el salto homónimo, sector de Malalcahuello.

En caso de materializarse, se ubicará en terrenos de José Emilio Chahín, quien además, posee los derechos de agua para desarrollarla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí